GREEN BAY, Wisconsin- La disponibilidad del mariscal de campo de los Empacadores de Green Bay, Aaron Rodgers, para el juego de la Semana 2 ante los Vikingos de Minnesota, sigue siendo un misterio luego de que el lanzador no entrenara con el equipo este miércoles 12 de septiembre.

Foto: Twitter

Rodgers resultó con un esguince en su rodilla izquierda el pasado domingo en la victoria 24-23 sobre Chicago. Tras ser revisado en el vestuario, regresó al campo para comandar la remontada pese a estar visiblemente disminuido físicamente.

El entrenador en jefe de los Packers, Mike McCarthy, comentó que Aaron ha estado entrenando esta semana con otros elementos del roster para rehabilitar la rodilla lastimada.

Por su parte, Rodgers se mostró cauto sobre la posibilidad de estar listo para visitar a Minnesota el domingo: “Obviamente quiero jugar pero tenemos que ir día a día. Veremos que tal se ve hoy, el viernes, sábado y ojalá pueda jugar el domingo”.

Ante Chicago el pasado domingo en Lambeau Field, Rodgers tuvo una de sus mejores actuaciones en la última época al concretar tres pases de touchdown en el 4to cuarto por primera vez en su carrera dentro de la NFL.