NUEVA ORLEANS- Drew Brees superó a Peyton Manning para convertirse en el mariscal con más yardas por aire de la historia, durante la victoria 43-19 de los Santos de Nueva Orleans ante los Pieles Rojas de Washington, este lunes 8 de octubre en la Semana 5 de la NFL.

Santos apaleó a Pieles Rojas en noche mágica de Brees.
Drew Brees rompió otro récord en su gran carrera, marcando su nombre como uno de los más grandes de la historia (Cortesía Twitter: @Saints).

En su primera ofensiva, Brees conectó dos pases de largo yardaje con Michael Thomas y Mark Ingram, quien regresó de su suspensión de 4 cuatro por violar las políticas de abuso de sustancias y marcó el primer touchdown de Santos con un acarreo.

Brees volvió a lucirse con un pase de 31 yardas a Thomas y otro de anotación a Hill de 1 yarda. Con esto, el quarterback de Nueva Orleans rebasó las 71,838 yardas de Brett Favre y se convirtió en el segundo máximo pasador.

El quarterback de Santos siguió imparable, y mandó otro pase largo, esta vez de 46 yardas a Meredith para ir de nuevo a zona roja, donde Ingram anotó por segunda ocasión.

En la siguiente serie, Brees fue profundo y encontró a Tre’Quan Smith para un touchdown de 62 yardas, con el cual rompió el récord de más yardas por pase para un quarterback en la historia de la NFL, que le pertenecía a Peyton Manning con 71,940 yardas en su carrera. El juego se suspendió un momento para que el Superdomo de Nueva Orleans celebrara la hazaña de su pasador histórico.

En el tercer cuarto, Tre’Quan Smith volvió a atrapar un pase largo de Brees para entrar a las diagonales. Brees se quedó a un pase de anotación de ser el cuarto pasador en la historia en lograr 500 pases de anotación en su carrera, junto a Manning, Favre y Brady.

Los Pieles Rojas perdieron el balón en dos ocasiones, Nueva Orleans lo aprovechó y puso otros 10 puntos a su favor antes de finalizar el juego.

Drew Brees acabó con 363 yardas en 26 pases completos de 29 lanzados y 3 touchdowns. Esto lo posicionó con 72,103 yardas en su carrera con toda la temporada restante, y quizá más, para seguir incrementando su récord.