VALLADOLID, España- En medio de un terreno de juego en pésimas condiciones, el Barcelona sacó este sábado 25 de agosto un ajustado triunfo de visita por 0-1 ante Valladolid, en actividad de la jornada 2 de LaLiga de España.

Foto Cortesía: FC Barcelona

El juego en el Estadio Nuevo José Zorrilla inició con un aviso peligroso de los pucelanos. Al 5´ Enes Unal impactó de zurda ingresando al área y Marc Ter Stegen tuvo que sacar el guantazo salvador para impedir el 1-0.

Las malas condiciones de la cancha perjudicaron el juego planteado por los culés, que en repetidas ocasiones erraron pases sencillos a la hora de contactar el esférico.

Barcelona respondió con dos disparos de Ousmane Dembélé a los que les faltó tiza para terminar al fondo del arco de Jordi Masip.

Cumplida el primer tercio de partido Lionel Messi asistió con mucha clase a Dembélé, que mandó un tiro-centro con mucha fuerza imposible de rematar para Luis Suárez.

Al 34´ Philippe Coutinho recibió en la frontal del área y tiró con colocación raso para que Masip milagrosamente mandara el tiro de esquina.

Antes del descanso Messi buscó de tiro libre la apertura del marcador, pero a su ejecución le faltó bajar al menos un metro para complicar al golero vallisoletano.

Fue hasta el complemento donde los culés lograron abrir la lata con una buena jugada colectiva. Suárez cambió de juego para que Sergi Roberto en el área recentrara de cabeza y Dembélé de derecha tirara cruzado para el 0-1 de la visita.

En la recta final del partido Valladolid tuvo el empate con un cabezazo de Keko solo en el área que terminó en las manos de Ter Stegen increíblemente.

Al 82´ Messi filtró para que Suárez de derecha moviera las piolas con el segundo tanto de la noche, el cual no subió al electrónico por fuera de juego del uruguayo.

Sobre la hora Malcom recibió el pase de Arturo Vidal para quedar mano a mano con Masip, que gracias a su achique consiguió bloquear la pelota.

Al 92´ la polémica arbitral se hizo presente luego de que Keko conectara de cabeza y anotara el 1-1. En medio de los festejos del Valladolid, el árbitro Ricardo de Burgos Bengoetxea se apoyó en el VAR para analizar la jugada y comprobar que había fuera de juego del atacante, por lo que el gol fue invalidado con total justicia.

No hubo tiempo para más y con este final cardiaco Barcelona sumó su segundo triunfo para posicionarse como líder de LaLiga con seis puntos. Valladolid se quedó con una unidad en la décimo quinta posición.