MONTERREY- El episodio uno del histórico choque entre Tigres y Monterrey por la corona  del futbol mexicano no decepcionó en lo absoluto, con goles de Nicolás Sánchez y Enner Valencia, el Clásico Regio terminó empatado 1-1 en el Estadio Universitario.

El primer episodio de la final entre Rayados y Universitarios no pudo tener mejor comienzo con el 0-1 de los visitantes.

Cortesía Instagram: rayadosoficial

Al 8´, Nicolás Sánchez peinó de cabeza en un tiro de esquina a primer poste y, habiendo dejado su marco abierto, Nahuel Guzmán no pudo impedir que la pelota se colara al fondo de su arco.

Luego de varios minutos de desconcierto, Tigres inclinó el campo a su favor y, al 25´, en un trazo largo de los Felinos a la olla, Rogelio Funes Mori, derribó dentro de la misma a Enner Valencia, por lo que Jorge Isaac Rojas decretó la pena máxima.

Pena que no tuvo en lo absoluto Valencia a la hora de cobrar, ya que con un fantástico remate a lo Panenka, hizo que el “Volcán” entrara en erupción con el 1-1 de los locales.

Cortesía Twitter: clubtigresoficial

Ahora el momento era de los Auriazules, que cerca estuvieron de la voltereta, tras lo conexión de Edu Vargas-André Pierre Gignac, que terminó con el remate del galo por encima de la cabaña de Hugo González.

Al 37´, la Pandilla contestó el dominio de enfrente con el anticipo de Funes Mori a la defensa y la salida de Guzmán, que concluyó con un disparo exigido y sin mucho ángulo por un lado de la portería.

Antes de irse al descanso, Valencia volvió a causar estragos en la zona baja de los Albiazules y, luego de desparramar a Nico Sánchez pegado a la banda, filtró el esférico a Vargas, que de una sacó el derechazo que se fue elevado del arco.

Recién iniciado el complemento, los de la UANL fueron al frente por conducto de Enner, que aprovechando un rebote dentro del área, sacó el zapatazo directo a la tribuna del Estadio Universitario.

Foto Twitter

Al 55´, Funes Mori se encontró con la bocha dentro del área, pero en lugar de conectar de primera, quiso controlar y la defensa alcanzó a desviar el tiro.

En un lapso de cuatro minutos, los de casa tuvieron el 2-1, pero la falta de puntería en el cabezazo de Vargas y el impacto de derecha champurrado de Valencia, evitaron que el “Volcán” reiniciara su explosión.

A 20 del final, Dorlan Pabón desperdició una jugada grande, tras quedar mano a mano con Guzmán y estrellar el remate en el golero argentino.

Al 76´, en un cobro de falta en el que González no se habló con la defensa a la hora de salir, la de gajos le quedó a Gignac, que sacando el derechazo, cimbró el poste derecho dramáticamente.

En los minutos finales, el juego ríspido y físico se hizo presente, descomponiendo el partido gracias a las expulsiones de Leonel Vangioni y Hugo Ayala, que tras arteras entradas sobre Ismael Sosa y Funes Mori, vieron la segunda amarilla y a las regaderas.

No hubo tiempo para y, de esta manera, Tigres y Monterrey definirán al campeón del Apertura 2017, en la final de vuelta del próximo domingo en punto de las 18:00 horas en el Estadio BVVA.