CIUDAD DE MÉXICO- El segunda base dominicano de los Marineros de Seattle, Robinson Canó, fue sancionado por la Major League Baseball este martes 15 de mayo con 80 juegos de castigo por violar el programa antidopaje de las Grandes Ligas.

Foto: Twitter

A través de su cuenta oficial de Twitter, la MLB dio a conocer la sanción para el jugador tras haber arrojado positivo por Furosemida. La dura suspensión entrará en vigor de forma inmediata.

Por su parte Canó compartió un comunicado igualmente en Twitter donde comentó lo siguiente: “Recientemente supe que di positivo a una sustancia llamada Furosemida, que no es una sustancia para mejorar el rendimiento” se usa para curar diversas afecciones médicas en los Estados Unidos y la República Dominicana.


“Esta sustancia me la dio un doctor con licencia en la República Dominicana para curar una dolencia médica. Mientras que, no me di cuenta en ese momento que me dieron un medicamento que estaba prohibido, obviamente ahora deseo haber sido más cuidadoso”.

“Durante más de quince años, haber tenido la oportunidad de jugar al béisbol profesional ha sido el mayor honor y privilegio de mi vida. Nunca haría nada para engañar las reglas del deporte que amo, y después de someterme a numerosos exámenes de drogas durante más de una década, nunca he dado positivo por una Sustancia Mejoradora de Rendimiento por la simple razón de que nunca he tomado una”, dijo el pelotero.

“Hoy decidí aceptar la suspensión de MLB. Esta fue la decisión más difícil que he tomado en mi vida, pero finalmente la decisión correcta dado que no discuto haber recibido la sustancia. Me disculpo con mi familia, mis amigos, fanáticos, mis compañeros de equipo y la organización de los Marineros. Estoy muy agradecido por el apoyo que he recibido durante este proceso, y espero volver a reunirme con mis compañeros más adelante esta temporada”, finalizó Canó.

A la par de este duro momento en su carrera, Robinson se encuentra lesionado por una fractura del quinto metacarpiano de la mano derecha, sufrida el pasado domingo ante los Tigres de Detroit.

Finalmente hasta el momento de la sanción y lesión Robinson Canó bateó para .287, cuatro jonrones y 23 carreras impulsadas.