Roberto Osuna se presentó de manera exitosa con los Astros de Houston que vencieron dramáticamente 3-1 a los Gigantes de San Francisco.
El mexicano Roberto Osuna se enfundó en la franela de los Astros de Houston, segundo equipo en las Grandes Ligas y tuvo un debut más que exitoso (Foto Twitter).

SAN FRANCISCO – En su partido de reaparición en las Grandes Ligas y su debut con el uniforme con los Astros de Houston, el lanzador mexicano Roberto Osuna se apuntó su primera victoria del año cuando los campeones de la Serie Mundial vinieron de atrás con jonrón de 3 carreras en la novena entrada con 2 outs para imponerse 3-1 a los Gigantes de San Francisco al abrir la serie en el A&T Park este lunes 6 de agosto.

Osuna, quien desde ayer era elegible para jugar con su nuevo equipo tras cumplir la suspensión de 75 partidos que le impuso la oficina del comisionado por violar la política en contra de la violencia doméstica, entró a relevar en la octava entrada en el partido que los de la bahía ganaban 1-0 desde la sexta entrada con cuadrangular de Brandon Crawford contra el abridor Charlie Morton.

El sinaloense subió al montículo para dominar en orden a Alen Hanson (fly a JD), Andrew McCutchen (rodado al SS) y Buster Posey (fly a JD).

“El Chufito” se vio beneficiado por el vuelacercas de 3 carreras que el venezolano Marwin González disparó contra el relevista y derrotado Will Smith, llevándose por delante a Alex Bregman y al cubano Yuli Gurriel con el que los Astros dieron una espectacular voltereta a la pizarra. Ello echó por la borda la victoria que parecía que se llevaría el abridor de los Gigantes, Dereck Rodríguez, quien había lanzado una joya de 7 entradas, con solo 3 hits en contra y 7 ponches.

Osuna (1-0) se quedó como el pitcher ganador y, para la novena entrada, fue relevado por el venezolano Héctor Rondón, quien se apuntó su salvamento número 12 de la campaña.

Roberto Osuna, de 23 años de edad, aún tiene por delante una audiencia en la corte programada para el próximo 5 de septiembre, sobre la acusación de violencia doméstica que interpuso su novia en Toronto el pasado 8 de mayo, por la que el pelotero fue arrestado y de la que se derivó la suspensión que le impuso MLB.