CIUDAD DE MÉXICO- Luego de caer estrepitosamente 4-1 ante Santos Laguna en las semifinales de ida del futbol mexicano, América tiene una misión casi imposible de cara al juego de vuelta el próximo domingo 13 de mayo en el Estadio Azteca.

Foto: Twitter

Más allá del mal funcionamiento y los graves errores en zona defensiva presentados, las Águilas tienen en el horizonte un reto mayúsculo para avanzar a la gran final del Clausura 2018.

La “Misión Remontada” tiene como principales detractores a los números y estadísticas en su historial ante los Guerreros de Torreón.

En cinco eliminatorias de Liguilla disputadas hasta ahora, los Azulcremas han caído en cuatro y solo en una consiguieron seguir adelante.

El primer choque data del Torneo Verano 1999, donde los Laguneros se impusieron en la ida 3-0 y cayeron 2-0 en la vuelta para meterse a las semifinales.

Posteriormente en el Apertura 2002, Santos le repitió la dosis al entonces campeón del balompié azteca en los 4tos de final. En el primer juego igualaron 3-3, en el segundo los de Torreón fueron al Estadio Azteca a gana 1-2 y dejar de nueva cuenta en el camino a los amarillos.

La revancha americanista llegaría por fin hasta los 4tos de final del Clausura 2005. En el hoy extinto Estadio Corona empataron 2-2, en la vuelta igualaron 1-1 y América pasó de ronda por mejor posición en la tabla.

En las semifinales del Apertura 2010, Santos le pegó a domicilio 1-2 a las Águilas en la ida. Para la vuelta ambos dieron un gran partido en el que empataron 3-3 y los verdiblancos se metieron a la final que a la postre perdieron ante Monterrey.

Finalmente en los 4tos de final del Clausura 2014, América remontó un 3-1 en la ida para acabar ganado 5-3. En la vuelta Santos hizo lo propio con un 3-0 para meterse a las semifinales.

El balance en goles favorece evidentemente a Santos con 22 anotaciones en Liguilla ante América, que solo ha marcado 18. En 11 juegos disputados, los dirigidos hoy por Robert Dante Siboldi tienen marca de cinco triunfos, cuatro empates y dos derrotas.

De seguir con esta tendencia, Santos Laguna no debería tener problema alguno para meterse a la gran final de la Liga MX. América deberá tener una noche perfecta y algo más para romper de tajo una racha sumamente negativa ante uno de sus equipos némesis en la historia de las Liguillas.