A poco menos de dos días de disputar ante Croacia la final de la Copa del Mundo FIFA Rusia 2018, la selección de Francia tiene en el camino hacia su segunda estrella una curiosa similitud respecto título obtenido jugando en casa en la edición de 1998.

Foto: Twitter

Esta similitud o paralelismo tiene como protagonista al centro delantero Olivier Giroud, quien hasta el momento en los seis partidos en los que ha jugado no ha podido hacerse presente en el marcador.

La situación que le ha tocado sortear a Giroud en Rusia 2018 es idéntica a la que vivió el ariete galo Stéphane Guivarc´h hace 20 años.

El entonces “9” del Auxerre fue alineado como titular por Aimé Jacquet en seis de los siete partidos para Les Bleus sin conseguir un solo gol en el campeonato.

Foto: Twitter

En aquella oportunidad los goles fueron anotados por los delanteros, Thierry Henry (tres goles), David Trezeguet (un gol) y Christophe Dugarry (un gol), y también por el talentoso Zinedine Zidane (dos goles anotados en la final ante Brasil).

En la actual Copa del Mundo, Antoine Griezmann y Kylian Mbappé han sido los encargados de llevar el peso específico en la delantera del equipo de Didier Deschamps.

Las estadísticas lo dejan muy mal parado, ni un solo remate a portería en el torneo. El disparo ante Bélgica en semifinales tras el fantástico taconazo de Mbappé, no contó al ser bloqueado con una barrida por Mousa Dembélé.

Al igual que Guivarc´h en Francia 1998, la labor de Giroud no debe ser evaluada solo por los goles.

El sacrificio defensivo, jugar como poste y generar espacio para sus compañeros, han sido las principales y valiosas virtudes del ariete de Chelsea hasta ahora.

Si alguien conoce de estos casos es precisamente Deschamps, quien en 1998 levantó la copa teniendo como compañero de equipo a Guivarc´h.

Veremos si el próximo domingo en el Estadio Luzhnikí de Moscú, Olivier Giroud emula a su compatriota Stéphane Guivarc´h, coronándose como campeón del mundo sin anotar un solo gol.

También cabe la posibilidad de que en el partido más importante en la última década para Francia, se reencuentre con las redes para encumbrarse a lo más alto del firmamento del futbol mundial.