HARRISON, New Jersey- Las Chivas del Guadalajara consiguieron este martes 10 de abril su boleto a la gran final de la CONCACAF Liga de Campeones, luego de empatar 0-0 (global 1-0) ante New York Red Bulls en la semifinal de vuelta.

Cortesía Twitter: @NewYorkRedBulls

Los primeros 45 minutos fueron totalmente dominados por los estadunidenses, que en reiteradas ocasiones pusieron en aprietos a la defensa mexicana.

El primer aviso serio de los Red Bulls llegó acompañado de la siempre presente en CONCACAF polémica arbitral. Al 7´ Isaac Brizuela metió tremendo golpe a Kemar Lawrence a la hora de impactar al arco y lo que a todas luces parecía penalti para los locales, para el árbitro Walter López no lo fue y dejó seguir la jugada.

Tres minutos más tarde Florian Valot conectó de cabeza y Rodolfo Cota tuvo que meter el guantazo para evitar el 1-0.

Al 18´ Daniel Royer desbordó por derecha ingresó al área y mandó la diagonal venosa que se paseó por el área chica sin encontrar destinatario dramáticamente.

Antes de irse al descanso Lawrence mandó un saque de banda hasta el área y por poco encuentra la apertura del marcador de no ser por la oportuna intervención de Cota para quedarse con el balón en zona roja.

En acciones del segundo tiempo Chivas generó peligro por primera vez en el arco rival con una descolgada de Edwin Hernández por izquierda que finalizó con un tiro por un lado del palo derecho.

Rebasada la hora de juego en la Red Bull Arena de Nueva Jersey Bradley Wright Phillips avisó con un tiro desde fuera del área bien contenido por Cota.

En tiempo de compensación Aaron Long peinó de cabeza tras un centro por izquierda y de nueva cuenta Cota atajó para evitar ir a los penaltis.

De esta forma Guadalajara se metió a la fina de la CONCACAF Liga de Campeones por cuarta vez en su historia, la primera desde el 2007, cuando cayó en la final ante Pachuca.