RIJEKA, Croacia- Los grandes males del Milán se acrecientan partido a partido, en una nueva y pobre exhibición, cayó como visitante 2-0 ante Rijeka croata, en la sexta y última fecha de la fase de grupos de la UEFA Europa League.

Apenas al 7´, los de casa sorprendieron a los Rosoneri con un golazo de tiro libre de Jakov Puljic, imposible de atajar para el arquero, Marco Storari.

Cortesía Twitter: @acmilan

Antes de irse al descanso, la escuadra ahora dirigida pro Gennaro Gatusso, avisó con un pase al espacio de Christian Zapata para Patrick Cutrone, que definiendo ante la salida del portero rival, mandó el balón por encima del travesaño.

Recién iniciado el complemento, el Rijeka pegó otra vez con el tanto de Mario Gavranovic, que cerrando la pinza dentro del área, la mandó a guardar para el 2-0.

A 20 del final, Milán reaccionó tibiamente con un disparo de tiro libre de Lucas Biglia, que se fue apenas por un lado del poste derecho de la portería croata.

Cortesía Twitter: @acmilan

Pese a esta derrota, los italianos avanzaron a los 16vos de final de la Europa League como primeros del Grupo D con 11 puntos, seguidos por el AEK de Atenas con 8.

Calificar como primero no es detalle menor, ya que en la siguiente ronda, Milán evitará toparse con equipos como Atlético de Madrid y Borussia Dortmund, que recaerán en el torneo tras quedar fuera de la Champions League.