CIUDAD DE MÉXICO- La séptima eliminación consecutiva de la Selección Mexicana en los 8vos de final de Rusia 2018 ante Brasil este lunes dos de julio en Samara, ha dejado entre otras cosas números nada plausibles en el historial tricolor dentro de las Copas del Mundo de la FIFA.

Foto: Twitter

Más allá de la posesión del balón, de los pases acertados, número de faltas cometidas y recibidas, tarjetas amarillas y expulsiones, el futbol tiene como principal protagonista al invitado especial “don gol”.

En los departamentos de goles anotados y recibidos, México ha quedado exhibido gracias a su pobre desempeño en la defensa y también en la delantera.

La actuación defensiva en tierra de zares y matrioshkas ha sido la peor en los últimos cuatro mundiales al recibir un total de seis goles en cuatro partidos disputados, pese a las múltiples atajadas del portero Guillermo Ochoa a lo largo del torneo.

En Corea-Japón 2002 le anotaron a México cuatro goles, en Alemania 2006 encajó cinco anotaciones, en Sudáfrica 2010 igualmente cinco goles y en Brasil 2014 solo tres respectivamente.

En Francia 1998, México recibió un total de siete anotaciones en contra y a su vez tuvo un buen performance en ataque al anotar ocho goles.

Por otra parte, la sequía goleadora en Rusia (solo tres goles marcados) es ya la peor en los más recientes 40 años.

En Argentina 1978, México concretó dos dianas en aquella desastrosa actuación. No se anotaban apenas tres goles desde Chile 1962.

Finalmente y como dato que no debe pasar desapercibido, los siete equipos que han eliminado a México en 8vos de final desde 1994, no han conseguido posteriormente proclamarse campeones (Bulgaria, Alemania, Estados Unidos, Argentina y Holanda).

Quienes más cerca han estado de lograrlo fueron Bulgaria (semifinalista y cuarto lugar en 1994) y Holanda (semifinalista y tercer lugar en 2014).

Será hasta dentro de cuatro años en Qatar donde México busque mejorar los rubros mencionados para por fin conseguir, en su octavo intento en fila, el tan ansiado  y sobretodo negado “quinto partido”.