MANCHESTER, Reino Unido- La temporada 2018-2019 de la Premier League de Inglaterra comenzó este viernes 10 de agosto, con el sufrido triunfo del Manchester United 2-1 sobre Leicester City.

Foto: Twitter

La pelota rodó en Old Trafford y los Red Devils rápidamente rompieron el cero para adelantarse en el marcador.

Al 3´ Alexis Sánchez remató al arco y en el rebote defensivo Daniel Amartey tocó con el brazo el balón para que Andre Marriner decretara de inmediato la pena máxima, misma que Paul Pogba no desaprovechó para el 1-0 del local.

Pese al prematuro golpe recibido el Leicester City poco a poco fue sintiéndose cómodo en la cancha y generando peligro en el arco de David de Gea.

Al 14´Kelechi Iheanacho recibió en el área chica y disparó de media vuelta ligeramente desviado, antes de que la acción fuera invalidada por posición adelantada del nigeriano.

La opción más interesante de “The Foxes” fue por conducto de James Maddison, que luego del centro raso por derecha, se acomodó para sacar el remate que de Gea logró atajar milagrosamente.

Previo al descanso el Manchester United despertó del letargo con un centro de Andreas Pereira para que Sánchez conectara de cabeza por encima del larguero de Kasper Schmeichel.

Al 40´ el brasileño Fred lanzó el cambio de juego a la izquierda, Luke Shaw de primera descargó en Juan Mata, el español le regresó la pared para que Shaw tirara de derecha en el área a las manos de Schmeichel en lo que fue sin duda la mejor jugada colectivo del primer lapso.

Para el complemento la escuadra de José Mourinho le puso paños fríos al juego para administrar la ventaja. Al 64´ Juan Mata pudo marcar el 2-0 con un tiro de zurda en los linderos del área que terminó siendo desviado por la zaga azul.

Minutos más tarde Iheanacho avisó de nuevo con un cabezazo bien contenido por de Gea bajo los tres postes.

Al 83´ Mata filtró por izquierda para Shaw, que pese a la mala recepción quedó de frente al arco en el área y disparó de zurda cruzado para el 2-0.

En tiempo agregado Ricardo Pereira mandó un tiro-centro por derecha, que luego de pegar en el poste, encontró la cabeza de Jamie Vardy para el 2-1 de la visita.

En la última jugada del partido el Leicester pudo empatar con un remate de cabeza en tiro de esquina de Schmeichel que se fue por un lado de la portería con mucho nervio y murmullo en las tribunas.

Manchester United sumó sus primeros tres puntos para ubicarse provisionalmente como líder de la clasificación. Leicester City se quedó en cero aunque dejó buenas sensaciones por momentos en el compromiso.