CIUDAD DE MÉXICO.- Corría el minuto 34 del primer partido de octavos de final de la Copa del Mundo de México 1986, cuando el delantero mexicano Manuel Negrete, conectó el balón con una “tijera” y así lograra abrir el marcador frente a Bulgaria en la cancha del Estadio Azteca ante 114,580 espectadores (los anfitriones terminarían ganando 2-0). La obra de arte del surgido en los Pumas quedó en la historia, tanto así que ahora es reconocida por la FIFA como “la mejor anotación en la historia de los Mundiales”.

 

 

El tanto del “Tri” llegó este fin de semana a la etapa final de votaciones, en donde contendió y superó al gol del brasileño Eder, anotado un Mundial antes (España 1982), en el encuentro contra los soviéticos dentro de la fase de grupos.

 

 

Cabe mencionar que el resultado de la elección ya ha causado eco en el mundo, pues los medios argentinos han descrito como “increíble” e “inédito”, que no haya sido un gol de Diego Armando Maradona el ganador, ya fuera “La mano de Dios” o “El gol del Siglo”, ambos marcados también en México ’86 y en el “Coloso de Santa Úrsula”, por lo que el Estadio de la capital mexicana suma un gol histórico más y de reconocimiento internacional a su historia.