LONDRES, Reino Unido- El tenista sudafricano Kevin Anderson se quedó con el primer boleto a la gran final de Wimbledon, tras vencer este viernes 13 de julio en un maratónico partido de semifinales al estadunidense John Isner.

Foto: Twitter

Anderson, octavo preclasificado, tuvo que ir hasta las seis horas con 36 minutos para doblegar a un aguerrido Isner por parciales de 7 (8)-6 (6), 6 (5)-7 (7), 6 (9)-7 (11), 6-4 y 26-24.

Este maratónico partido en la cancha central del All England Club se convirtió en el segundo más largo en toda la historia de Wimbledon.

El récord absoluto lo tiene también Isner, quien en 2010 se fue hasta las 11 horas con cinco minutos en juego fragmento en tres días, para vencer al francés Nicolas Mahut por pizarra de 6-4, 3-6, 6-7, 7-6 y 70-68.

Tras cuatro sets y empate 2-2 en el marcador, Anderson se quedó con la quinta manga gracias a una rotura final en el juego número 49 para sentenciar una extenuante victoria.

Kevin Anderson disputará la segunda final de Grand Slam de su carrera tras la derrota en el US Open 2017 ante el español Rafael Nadal.

Su rival para la final de este domingo saldrá del cruce entre el propio Nadal y el serbio Novak Djokovic, protagonistas de la segunda semifinal.