CIUDAD DE MÉXICO- El mariscal de campo de los Bucaneros de Tampa Bay, Jamies Winston, fue suspendido este jueves 28 de junio con tres partidos por la NFL, tras ser acusado de agresión sexual por una conductora de UBER.

Foto: Twitter

La conductora de la plataforma de transporte privado, identificada como Kate, aseguró que el quarterback, quien viajaba en el asiento de copiloto, tocó su entrepierna durante varios segundos cuando se detuvieron en restaurante en marzo del 2016 en Scottsdale, Arizona.

Luego de darse a conocer este desafortunado incidente, la NFL abrió una investigación en noviembre del 2017 para finalmente dictaminar la sanción para Winston, que se perderá los primeros tres partidos de la temporada regular 2018 ante Nueva Orleans, Filadelfia y Pittsburgh.

A través de un comunicado, Winston aceptó la sanción lamentando lo ocurrido: “La NFL me comunicó hoy que estaré suspendido por los primeros tres partidos de la temporada. Primero que nada, quiero decir que lamento haber puesto a la conductora de UBER en esa posición. No es característico de mí y le pido una disculpa”.

“Sé que debo guiarme por estándares más altos dentro y fuera del campo y que tengo una responsabilidad con mi familia, mi comunidad y mis compañeros.

“Quiero disculparme con mis compañeros, la organización de los Buccaneers y los aficionados por haberlos defraudado y por no poder jugar los primeros tres partidos”.

Finalmente, esta no es la primera vez que Jameis Winston se ve involucrado en este tipo de incidentes. En 2012, una mujer lo acusó de violación cuando todavía estudiaba en la Universidad de Florida State.

En 2016 ambas partes llegaron a un acuerdo, luego de que la oficina del fiscal de Florida rechazara presentar un caso criminal en contra de Winston.