VOLGOGRADO, Rusia- Con gol sobre la bocina de Harry Kane, Inglaterra consiguió este lunes 18 de junio un angustioso triunfo 2-1 sobre Túnez en su debut dentro del Mundial de Rusia 2018, en partido complementario del Grupo G celebrado en Volgogrado.

Cortesía Twitter: @CONMEBOL

En apenas cinco minutos el villano del partido ya era el inglés, Raheem Sterling, al perderse dos opciones claras de gol. Al 3´ disparó en el área chica con el marco abierto y de forma increíble el portero Mouez Hassen consiguió atajar el esférico.

Al 5´ Jesse Lingard desbordó por izquierda y mandó el tiro-centro raso que Sterling, a segundo poste, no pudo mandar al fondo de la portería al errar su contacto con la pelota.

El aluvión británico por fin rindió frutos al 11´ con el 1-0 de Harry Kane, que luego de cabezazo de John Stones tapado por Hassen, definió de derecha para inaugurar la pizarra en Volgogrado.

Poco a poco Túnez fue sacudiéndose el dominio rival y al 27´ generó peligro con un disparo de Ferjani Sassi que se fue por encima del travesaño de Jordan Pickford.

Rebasada la media hora de juego Kyle Walker cometió un penalti inexplicable por falta sobre Fakhreddine Ben Youssef, mismo que Sassi no desaprovechó para colocar el 1-1 de los africanos.

Antes del descanso Lingard se quedó a centímetros del 2-1 con un tiro sobre la salida del portero rival que terminó impactando la base del palo izquierdo dramáticamente.

Para el complemento, Inglaterra siguió generando ocasiones de gol. Al 51´ Dele Alli cabeceó un centro de Kieran Trippier y el balón fue justo a las manos del golero tunecino.

Al 70´ Trippier cobró de tiro libre y su ejecución se fue ligeramente desviada del poste derecho de la portería.

En la recta final del partido Ashley Young volvió a intentarlo en pelota detenida, pero para su mala fortuna la de gajos no bajó a tiempo para incrustarse al fondo de las redes.

Cuando parecía que Inglaterra se iba con un amargo empate, llegó el segundo tanto de Kane para desatar la locura de los aficionados ingleses en las tribunas del estadio.

Al 90´ Harry Maguire peinó en un tiro de esquina para que a segundo poste apareciera “Hurrikane” y de cabeza la mandara a guardar para el 2-1 agónico de la escuadra dirigida por Gareth Southgate.

De esta forma Inglaterra consiguió sus primeros tres puntos de la Copa del Mundo para ubicarse en el segundo lugar del Grupo G que comanda Bélgica igualmente con tres unidades. Túnez es tercero y Panamá último, ambos con cero puntos.