Todo inicio de una nueva historia en la NFL deja huella no sólo por las emociones que provoca sino también por esas estadísticas que estaban listas para escribirse y enriquecer el legado de la liga deportiva profesional más exitosa del mundo. Son algunos de los hitos de la semana 1 en el 2018.

Explosión de puntos entre Bucs y Santos

Ryan Fitzpatrick, quarterback de los Tampa Bay Buccaneers..
Jugando para su séptimo equipo en la NFL, Ryan Fitzpatrick tuvo el partido de su vida en la inauguración de la temporada 2018 (Foto Twitter).

Los 88 puntos combinados entre Tampa Bay (48) y New Orleans (40) son el máximo total en un juego del fin de semana inaugural en la historia de la NFL. La marca anterior la tenían las Águilas de Filadelfia (45) y los Pieles Rojas de Washington (42), que se combinaron para 88 unidader el 28 de septiembre de 1947.

En el encuentro, Drew Brees, quarterback de Nueva Orleans, lanzó 3 pases de touchdowns contra Tampa Bay y ahora acumula 37 envíos de anotación en juegos inaugurales de temporada, lo máximo en la historia de la NFL, superando el récord anterior de 34 que pertenecía Payton Manning.

El receptor abierto de los Santos Michael Thomas registró el más alto total de recepciones en su carrera con 16 para 180 yardas y un touchdown contra Tampa Bay. Esos 16 pases atrapados por Thomas son lo máximo para un jugador en el fin de semana del Kickoff de la NFL en la historia, superando la marca previa de 15 impuesta por Keenan Allen, de los Padres de San Diego, contra Detroit, el 13 de septiembre de 2015.

Ryan Fitzpatrick, quarterback de Tampa Bay, lanzó pasea para 417 yardas con 4 touchdowns y ninguna intercepción y corrió para otro touchdown contra los Santos. Con su actuación, Fitzpatrick se unió a Mark Rypien, de Washington, quien lo hizo el 10 de noviembre de 1991 contra Atlanta, como los únicos quarterbacks en la historia de la NFL en pasar para el menos 400 yardas, 4 touchdowns y cero intercepciones más un acarreo de touchdown en un solo partido.

De Sean Jackson, receptor abierto de los Bucaneros, totalizó 146 yardas en recepciones y 2 touchdowns, incluida una recepción de 58 yardas para anotación en este partido. Jackson tiene 27 partidos en su carrera con al menos 50 yardas para empatar a los miembros del Salón de la Fama, Lance AlworthTerrell Owens con el tercer máximo total en la NFL. Solo otros dos miembros del recinto de los inmortales, Jerry Rice (36) y Randy Moss (29), tienen más que Jackson en esa categoría.

Empate con sabor a historia

Los Browns de Cleveland y los Acereros de Pittsburgh terminaron empatados 21-21 en el FirstEnergy Stadium para registrar el primer juego empatado en el fin de semana del Kickoff de la NFL desde el 19 de septiembre de 1971, cuando los Delfines de Miami y los Broncos de Denver terminaron igualados a 10-10.

Fue el primer empate para Pittsburgh desde la semana 10 de la temporada 2002, cuando quedó 34-34 contra Atlanta. Para Cleveland, fue el primer empate desde la semana 11 de 1989, cuando finalizó parejo con Kansas City a 10-10 y sirvió para cortar su racha de 17 partidos consecutivos en temporada regular.

El esquinero novato de Cleveland, Denzel Ward, registró 2 intercepciones en su debut en la NFL. Ward, de 21 años y 134 días de edad, se convirtió en el cuarto más joven jugador en la historia de la liga con al menos 2 intercepciones en un mismo partido. Los únicos más jóvenes en logarlo han sido: Dicky Moegle (21 años, 39 días, el 23 de octubre de 1955), Marcus Williams (21 años, 144 días, el 31 de diciembre de 2017) y Champ Bayley (21 años, 117 días), el 17 de octubre de 1999).

Ward se convirtió en el primer novato en registrar más de una intercepción en un juego inaugural de temporada desde que Eugene Daniel, de Indianapolis, lo lograra el 2 de septiembre de 1984,  contra los Jets de Nueva York.

Antonio Brown, receptor abierto de Pittsburgh, atrapó 9 pases para 93 yardas y un touchdown. Ahora, Brown tiene 10.003 yardas por recepciones en su carrera en 116 partidos y empató a Torry Holt (116) con la segunda menor cantidad de juegos para alcanzar las 10,000 yardas en recepciones en la historia de la NFL. Únicamente Calvin Johnson  (115 juegos) logró ese hito en menos partidos disputados.

Más héroes y hazañas estadísticas

+  Tom Brady, quarterback de Nueva Inglaterra, pasó para 277 yardas con 3 touchdowns y 1 intercepción para lograr un rating de pasador de 102.2, en la victoria de los Patriotas por 27-20 sobre Houston. Brady, quien tiene 41 años y 37 días de edad, se convirtió en el tercer mariscal de campo en la historia de la liga en lanzar un pase de touchdown en un partido inaugural a la edad de 41 años o más, para unirse a los miembros del Salón de la Fama George Blanda (45 años, 0 días) y Warren Moon (41, 292 días) como los únicos en conseguirlo.

+ Adrian Peterson, ahora corredor de Washington, acumuló 96 yardas de ataque terrestre y 1 touchdown y sumó 70 yardas en recepciones en la victoria de los Pieles Rojas por 24-6 en Arizona. Peterson, quien ahora acumula 12,372 yardas y 100 touchdowns terrestres, para convertirse en el séptimo corredor de todos los tiempos en superar las 12,000 yardas y los 100 touchdowns en acarreos. Los 6 que lo lograron antes que él son todos miembros del Salón de la Fama: Marcus Allen, Jim Brown, Marshall Faulk, Walter Payton, Emmitt Smith y LaDainian Tomlinson.

Peterson superó a Faulk (12,279) y Brown (12,312) para ocupar el lugar número 10 en la lista de corredores con más yardas por tierra en la historia de la NFL.

+ Larry Fitzgerald, receptor abierto de  Arizona, acumuló 76 yardas por recepciones contra Washington. Fitzgerald (1,068 yardas y 8 touchdowns) es uno de los únicos 5 jugadores con al menos 1,000 yardas por recepciones y 8 touchdowns en partidos de jornada inaugural para unirse en esa categoría a los miembros del Salón de la Fama Jerry Rice (1,385 yardas, 9 TD), Andre Reed (1,225 yardas, 10 TD), Randy Moss (1,194 yardas, 10 TD) y Don Maynard (1,025, 9 TD).

Fitzgerald también registró su partido número 212 consecutivo con al menos una recepción para superar a Tony González (211) con la segunda más larga racha de partidos con al menos un pase atrapado en la historia de la NFL. Jerry Rice tiene el récord absoluto con 274 juegos de 1985 a 2004.

+ Tyreek Hill, receptor abierto y regresador de patadas de despeje de Kansas City, tuvo 7 pases atrapados para 169 yardas y 2 touchdowns, incluyendo una recepción de 58 yardas para anotación, y un regreso de patadas de 91 yardas para tochdown en la victoria de los Jefes por 38-28 sobre los Cargadores de Los Angeles. Se unió al miembro del Salón de la Fama, Bob Hayes, quien lo hizo el 8 de diciembre de 1968 contra Pittsburgh, y a Tavon Austin, quien lo registró el 10 de noviembre de 2013 en Indianapolis, como los únicos jugadores en la historia de la NFL en sumar una recepción de touchdown de más de 50 yardas y un regreso de patada de despeje de más de 90 yardas para anotación en un mismo partido.

Tyreek Hill, receptor abierto de los Kansas City Chiefs.
Así celebró Tyreek Hill, de los Jefes de Kansas City, el haber ingresado aun muy selecto club en la historia de la NFL (Foto Twitter).

Hill tiene en su carrera 13 touchdowns de al menos 50 yardas (6 por recepción, 4 por regreso de patada de despeje, 2 en acarreos y 1 en regreso de kickoff) en 32 juegos jugador y está empatado con el miembro del Salón de la Fama Gale Sayers y con Devin Hester para más touchdowns de 50 o más yardas en los primeros 35 partidos de su carrera en la NFL.

+ Los equipos con nuevo entrenador en jefe en la semana 1 se fueron con marca combinada de 0-7, el peor registro de un grupo de nuevos estrategas en la historia de la liga. La peor marca anterior era de 0-6 en 2001. De tal modo, en 2018, los debutantes Matt Nagy (Chicago), Matt Patricia (Detroit), Frank Reich (Indianapolis), Mike Vrabel (Tennessee) y  Steve Wilks (Arizona) perdieron su primer juego como estrategas en la NFL, además de que Pat Shurmur (Gigantes NY) y Jon Gruden (Oakland), quienes ya tenían experiencia, pero están presentándose con su nuevo equipo (Gruden vive su segunda etapa con los Raiders), también perdieron en su primer juego.

Matt Nagy, entrenador en jefe de los Chicago Bears, a partir de la temporada 2018 de la NFL.
De los cinco entrenadores en jefe debutantes en la NFL en 2018, Matt Nagy, de los Osos de Chicago, fue el que, quizás, estuvo más cerca de ganar su primer partido oficial (Foto cortesía @ChicagoBears).

+ En el partido de domingo por la noche, Kahlil Mack, nuevo linebacker de los Osos de Chicago, registró una captura, una intercepción, un fumble forzado, un fumble recuperado y un touchdown a la defensiva contra los Empacadores en Green Bay. Sólo 3 jugadores, a partir de la temporada 2000, han logrado esas estadísticas en un mismo partido: Brian Urlacher (Chicago, semana 4, 2001 vs Atlanta), Charles Woodson (Green Bay, semana 12, 2009 vs Detroit) y el propio Mack (Oakland, 2016, semana 12 vs Carolina), por lo que es el primero en conseguirlo 2 veces.

+ Los Jets de Nueva York anotaron touchdown por acarreo, pase, defensiva y equipos especiales en la victoria del lunes por la noche contra Detroit, un hecho que anteriormente ellos mismos lograron en lunes por la noche de la semana 12 de 1983, cuando enfrentaron a Nueva Orleans.

+ Sam Darnold, quarterback novato de los Jets, es apenas el tercer quarterback cuyo primer pase en la NFL fue interceptado y regresado por touchdown como le ocurrió ante Detroit en lunes por la noche en su debut. Anteriormente, sólo le había sucedido tal hecho a Jameis Winston (Tampa Bay, 2015) y Brett Favre (Atlanta, 1991).

(Con información de NFL.com)