SOCHI, Rusia- La selección de Croacia se quedó con el último boleto a la semifinales de Rusia 2018, luego de vencer este sábado siete de julio en penales 4-3 (1-1 en tiempo regular, 2-2 en tiempos extras) al anfitrión Rusia, en partido de 4tos de final celebrado en el Estadio Fisht.

Foto: Twitter

La primera llegada con peligro en Sochi fue para los croatas con un tiro de Ante Rebic en el área rechazado al tiro de esquina por el portero Igor Akinféyev al 6´.

Diez minutos más tarde Ivan Rakitic lo intentó de tiro libre pero la pelota se fue sin riesgo alguno por encima del travesaño.

Rebasada la media hora de juego Rusia sorprendió al asestar el primer golpe a su oponente. Al 31´ Denis Cheryshev recibió fuera del área y con un excelso disparo de zurda colocó el esférico cerca del ángulo para el 1-0 de los locales.

Al igual que ante Dinamarca en los 8vos de final, Croacia fue estable y rápidamente consiguió emparejar los cartones en el marcador.

Al 40´ Mario Mandzukic desbordó por izquierda y mandó el centro para que Andrej Kramaric conectara de cabeza en el área y colocara el 1-1 de los balcánicos.

Para el complemento Croacia buscó evitar los tiempos extras de nueva cuenta yendo al frente a lo largo de los 45 minutos. Al 52´ Kramaric intentó el golazo con una chilena que llegó tímida a las manos de Akinféyev.

A 30 del final Ivan Perisic se encontró con un rebote en el área, tiró de derecha cruzado y el poste le dijo que no salvando milagrosamente a los rusos.

Los de casa esbozaron una leve reacción con un cabezazo de Artem Dzyuba justo a la ubicación de Daniel Subasic al 62´.

Al 72´ Aleksandr Yerokhin recibió el centro de Mario Fernandes por derecha y su remate se fue por fuera de la cabaña rival.

Sobre la hora Subasic fue al suelo por una lesión muscular y ante realización previa de los tres cambios, tuvo que seguir en el juego pese a estar visiblemente disminuido en su pierna derecha.

Al 93´ Fedor Smolov quiso aprovechar la situación con un disparo de media vuelta atajado con la reserva en el tanque por el golero croata.

Instalados ya en el drama de los tiempos extras, Croacia encontró premio a la postura propositiva a lo largo de los 90 minutos regulares.

Al 100´ Domagoj Vida cabeceó en tiro de esquina para dejar nocaut a buena parte del Estadio Fisht con el 1-2 del equipo dirigido por Zlatko Dalic.

En el segundo lapso del alargue, el anfitrión, empujado por su afición en las tribunas, se negó a morir y regresó de la muerte por conducto de Fernandes, que elevándose en el aire en cobro de falta peinó de cabeza para estremecer las redes y concretar el épico 2-2 de Rusia.

En el inicio de la tanda de penales, Smolov quiso cobrar a lo Panenka y Subasic no se venció para tapar el tiro desde los 11 pasos. Marcelo Brozovic adelantó a los croatas con un gran disparo.

Alan Dzagoev emparejó para Rusia y Mateo Kovacic falló para equilibrar el marcador en San Petersburgo. Fernandes, héroe en el alargue, fue villano ahora al mandar por un lado su ejecución. Modric anotó el tercero para los visitantes.

Serguéi Ignashévich no falló y Domagoj Vida tampoco: Croacia 3-2 arriba en la tanda. El quinto penal lo acertó Daler Kuzyayev. El mediocampista del Barcelona, Ivan Rakitic, tuvo la responsabilidad de marcar para quedarse con el boleto a semifinales, el rubio no falló y de esta forma Croacia dejó en el camino al anfitrión de la Copa del Mundo.

Croacia se clasificó por segunda vez en su historia a las semifinales del Mundial (primera en Francia 1998). El próximo miércoles 11 de julio enfrentará en Moscú a Inglaterra (13:00 horas tiempo de la CDMX) por un lugar en la gran final.

La otra semifinal será protagonizada por Francia y Bélgica, que un día antes se verán las caras en San Petersburgo igualmente a las 13:00 horas.