MOSCÚ, Rusia- Con goles de Antoine Griezmann, Paul Pogba, Kylian Mbappé y autogol de Mario Mandzukic, Francia venció 4-2 a Croacia este domingo 15 de julio en la gran final de Rusia 2018, para proclamarse por segunda vez en su historia como campeón de la Copa del Mundo de la FIFA.

Foto: Twitter

Los primeros compases del partido tuvieron a Croacia, a base de centros, obligando los cortes defensivos en última instancia de los zagueros franceses Samuel Umtiti y Raphael Varane.

Cuando mejor asentados estaban los balcánicos en la cancha del Luzhnikí, llegó el baldazo de agua fría, producto del infortunio del gol en contra de Mario Mandzukic.

Al 19´ Néstor Pitana decretó una falta inexistente de Marcelo Brozovic sobre Antoine Griezmann fuera del área, el “Principito” centró de zurda, Mandzukic peinó de cabeza para dejar KO a Danijel Subasic y poner el 1-0 en la pizarra para Les Bleus.

Al igual que frente a Dinamarca, Rusia e Inglaterra, la gallardía y bravura de los croatas volvió a aparecer cuando las papas quemaban para venir de atrás e igualar el marcador.

Al 28´ Luka Modric centró en cobro de falta, Sime Vrsaljko recentró de cabeza y Domagoj Vida asistió en el área a Ivan Perisic para que el extremo del Inter de Milán con un fantástico recorte previo sacara el zurdazo cruzado y concretara el 1-1 en Moscú.

Foto: Twitter

El gusto le duró poco al equipo de Zlatko Dalic luego de que en un tiro de esquina Perisic tocara con la mano la pelota y tras apoyarse en el VAR, Pitana decretara la pena máxima al 36´.

Dicho sea de paso, con esta marcación se hizo historia al ser el primer penalti marcado con ayuda de la tecnología en una Copa del Mundo de la FIFA.

Griezmann exorcizó sus demonios desde los 11 pasos para con una sobria definición de zurda colocar el 2-1 para Francia antes del descanso.

En la última jugada del primer lapso Croacia pudo empatar el partido con un cabezazo de Vida que se fue por un lado de la portería de Hugo Lloris con mucho nervio y murmullo en las tribunas.

Para el complemento Croacia salió con la misma intensidad inicial y cerca estuvo de conseguir premio con un pase al hueco de Ivan Rakitic que terminó con disparo de Ante Rebic y tapada espectacular de Lloris.

Por su parte Francia no se quedó atrás y aprovechando la explosividad de Kylian Mbappé desbordó por derecha, entró al área e impactó al arco para que Subasic con las piernas tapara lo que era el tercero.

En un lapso de seis minutos el Équipe de France encaminó el bicampeonato mundial con dos mazazos fulminantes. Al 59´ Paul Pogba recibió fuera del área y en su segundo intento al arco conectó de zurda con la parte interna para poner la bola pegada al palo derecho y firmar el 3-1.

Al 65´ Lucas Hernández realizó una gran maniobra individual por izquierda eludiendo a dos rivales y descargando al centro para que Mbappé sacara el derechazo por abajo e hiciera realidad el 4-1 casi definitivo.

Cuatro minutos más tarde Lloris le dio vida a Croacia con un error monumental. Al 69´ Umtiti retrasó para su portero, que queriendo driblar a Mandzukic vio como el ariete de la Juventus desviaba el balón y marcaba el 4-2 de forma inverosímil.

Francia mitigó la rebelión croata en los minutos finales para terminar de encaminar su segundo título mundial de la FIFA y convertirse en el sexto país con al menos dos coronas en la historia del evento (Brasil 5, Alemania 4, Italia 4, Argentina 2 y Uruguay 2).

Kylian Mbappé (19 años y 208 días) se convirtió con su gol en el segundo futbolista más joven en la historia en marcar en una final de Copa del Mundo. El primer lugar lo tiene el brasileño Pelé, que con 17 años y 249 días, anotó en la edición de Suecia 1958.

Además, no se anotaban seis goles en una final de Mundial desde Inglaterra 1966, cuando Inglaterra derrotó 4-2 en tiempos extras a Alemania Federal. En tiempo regular el antecedente más reciente se dio en Francia 1938 con el triunfo 4-2 de Italia sobre Hungría.

De esta forma, la Copa del Mundo de la FIFA Rusia 2018 llegó a su fin. Será hasta dentro de cuatro años y medio cuando el balón vuelva a rodar con la edición de Qatar 2022. Ha comenzado un nuevo reinado de Francia en el futbol mundial, enhorabuena.