SAN DIEGO, Estados Unidos- El ex pelotero mexicano, Esteban Loaiza, se declaró culpable de posesión y distribución de droga en una audiencia en la Corte de California este viernes 10 de agosto. Loaiza enfrentaría una sentencia de un mínimo de 10 años hasta un máximo de cadena perpetua.

El ex abridor de Grandes Ligas podría recibir cadena perpetua el próximo 2 de noviembre (Foto Twitter).

El que fuera All-Star de Ligas Mayores, recibirá su sentencia el 2 de noviembre de este año, en una corte de San Diego, mientras, se mantendrá en arresto domiciliario. El jugador también podría ser deportado a México una vez que esté tras las rejas.

Previamente, Loaiza se había declarado inocente de todos los cargos, y se le dio libertad condicional tras haber pagado una fianza con un inmueble valuado en $170,000 dólares.

Loaiza se hallaba bajo vigilancia por sospechas de actos ilícitos debido a sus constantes cruces en la frontera de Tijuana con Estados Unidos. Fue hasta el pasado 12 de febrero que fue detenido cerca de su casa en Imperial Beach. Un perro anti-drogas logró revelar la presencia de narcóticos en su camioneta Mercedes-Benz. Las autoridades obtuvieron una orden para rastrear su hogar, en donde hallaron alrededor de 20 kilogramos de cocaína.

En la corte, el mexicano admitió que su labor en el crimen organizado era la de transportar la droga desde México y transferirla de un vehículo a otro, una vez que él hubiera cruzado la frontera.

La defensa de Loaiza decidió no hacer declaraciones ante los medios.

Esteban Loaiza fue uno de los pitchers mexicanos más destacados de la historia. Jugó de 1995 a 2008 en Ligas Mayores con ocho equipos diferentes. Con los Medias Blancas de Chicago, lideró a la Liga Americana en ponches en el año 2003, y fue seleccionado al Juego de las Estrellas en dos ocasiones.