VOLGOGRADO, RUSIA- Japón se convirtió en el primer equipo en la historia de los mundiales en avanzar a los octavos de final gracias al “Fair Play” tras perder 1-0 ante Polonia este jueves 28 de junio en la Arena de Volgogrado, en juego correspondiente al Grupo H.

Partido frenético, los polacos salieron a la cancha ya sin presión ante unos japoneses que de mínimo necesitaban el empate para avanzar a la siguiente ronda.

Al 12`se presentó la primera llegada por parte de los nipones, Yoshinori  Muto sacó un potente cañonazo pero un vuelo espectacular del portero europeo, Fabianski, evitó el primer tanto.

Fue hasta el 31`que los polacos hicieron temblar la portería de los asiáticos, Kamil Grosicki remató solo de cabeza dentro del área, pero una gran estirada del guardameta nipón, ahogo el grito de gol en la Arena de Volgogrado.

Una postal increíble que nos regaló el portero nipón (Foto Twitter).

Para la recta final el juego bajo en intensidad y las imprecisiones por ambos equipos hizo que no se generaran más jugadas de peligro en ambas áreas.

Arrancando la segunda mitad, Shinji Okazak de Japón, tuvo que salir de cambio por problemas musculares, en su lugar ingresó Yuya Osako, en el que fue el primer cambio del cotejo.

Al 59`la primera explosión en las gradas se hizo presente tras el gol del Polonia; a balón parado por el sector izquierdo tras un centro al área japonesa, Jan Bednarek apareció sin marca frente a la portería solo para empujarla con su pie derecho y poner el marcado 1-0.

No le quedaba de otra al técnico del sol naciente Akira Nishino, y mandó a la cancha a Takashi Inui para adelantar sus líneas y ser más ofensivos, este resultado los estaba dejando fuera del Mundial.

En los minutos finales, a sabiendas que Senegal iba perdiendo ante Colombia, de manera sorpresiva los japoneses estaban avanzando a la siguiente ronda por “Fair Play” (menos tarjetas amarillas que los africanos), y en un acto poco visto empezaron a tocar el esférico entre ellos ya sin atacar; los polacos se hicieron cómplices de esto, y de igual manera dejaron de presionar para que transcurrieran los minutos finales.

En algo nunca antes visto y por tener una tarjeta amarilla menos que Senegal, los nipones se metieron a los octavos de final al terminar en el segundo lugar de su grupo con cuatro puntos; los africanos finalizaron con las mismas unidades, mismos goles a favor y en contra, pero por esa tarjeta se despidieron de Rusia. Por su parte, los polacos terminaron con tres puntos para finalizar en último lugar de su sector.

Así terminó el Grupo H:

Foto Twitter.