PARÍS, FRANCIA- Miles de aficionados franceses salieron a los Campos Elíseos de París para recibir a la Selección Francesa de fútbol, quien desfiló este lunes 16 de julio luego de consagrarse campeones del mundo en Rusia 2018.

Al arribar los nuevos campeones del mundo al Aeropuerto de Paris-Charles de Gaulle, los recibieron con carros de bomberos formando un arco de agua, el avión, lentamente pasó por abajo hasta el punto de detención.

El capitán y portero Hugo Lloris, con el trofeo en su mano fue junto con su entrenador, Didier Deschamps, los primeros en salir de la aeronave.  Los seleccionados fueron recibidos por la ministra de Deportes, Laura Flessel, mientras el personal del aeropuerto cantaba “Merci les Bleus”

Los jugadores y su entrenador se les pudo observar en un autobús descubierto, de dos pisos y avanzar lentamente hacia el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa. La escuadrilla acrobática de la fuerza aérea sobrevoló la emblemática avenida parisina dibujando la bandera tricolor en el cielo.

Posteriormente, los futbolistas galos se reunieron con el presidente francés, Emmanuel Macron, y su esposa Brigitte, en frente del Palacio del Elíseo. Macron pidió a los jugadores “no cambien” porque –aseveró—que este equipo “es maravilloso porque es unido”.

Los jugadores más ovacionados durante la celebración fueron Antoine Griezmann, Paul Pogba, Hugo Lloris y Kylian Mbappé.

Los futbolistas serán condecorados, en una fecha a determinar, con la Legión de Honor por los servicios prestados al país, como ya ocurrió con los integrantes de la selección que ganó el Mundial en 1998.