CIUDAD DE MÉXICO- El gran debut que el mexicano Luis Urías estaba teniendo con los Padres de San Diego ha terminado, ya que el segunda base sufrió una lesión en el tendón de la corva en el juego contra los Marineros de Seattle, que lo dejará fuera el resto de la temporada, confirmó el equipo este martes 11 de septiembre.

Urias pone en duda su regreso en la temporada.
(Cortesía Twitter: @MLBPipeline).

El prospecto de 21 años se torció su muslo izquierdo mientras corría a primera base tras pegar roletazo en la octava entrada de la victoria de los Padres 2-1 ante Mariners.

El sonorense tuvo que ser ayudado para dejar el campo y fue remplazado por Cory Spangenberg en la segunda base.

“Fue un tirón en el tendón de la corva… está en duda que regrese por el resto de la temporada”, comentó el manager de San Diego, Andy Green, tras finalizar el juego.

En conferencia de prensa, Green dio más detalles sobre la lesión: “No creo que se vea particularmente bien. Veremos como responde al tratamiento. Ojalá no sea nada grave, pero por ahora, está dudoso su regreso”.

Urías ya había tenido problemas con el tendón de la corva. En 2017 y al inicio de 2018, se perdió un buen tiempo de actividad por una lesión muscular en la misma área.

A los Padres todavía le quedan 16 juegos en la temporada, por lo que es de esperarse que Urías reciba descanso. En su corto debut en Grandes Ligas, Urías estaba pegando un promedio de .208/.264/.354 con dos home runs en 53 apariciones al bat.