LYON, Francia- Con dos goles del francés Antoine Griezmann, Atlético de Madrid venció este miércoles 16 de mayo 0-3 al Olympique de Marsella, para proclamarse campeón de la UEFA Europa League temporada 2017-2018.

Cortesía Twitter: @EuropaLeague

El partido en Lyon comenzó con un susto para los Colchoneros. Al 4´ Dimitri Payet filtró en el área para Valere Germain, que de primera disparó de derecha por un lado de la portería defendida por Jan Oblak.

Poco a poco el Atlético se fue asentando en la cancha y producto de un error en la salida del Marsella logró abrir el marcador.

Al 21´ el guardameta Steve Mandanda pasó la pelota en la salida desde el fondo a André Anguissa, que tras un mal control, vio como Gabi aprovechaba para habilitar a Antoine Griezmann y el francés definía de zurda el 0-1 de los españoles.

Las malas noticias siguieron llegando para el Olympique. Al 31´ su referente Payet tuvo que salir del encuentro por una lesión muscular. A la hora de la salida al campo de los equipos, Payet cometió el error de tocar la copa comprobando que las supersticiones en el futbol existen.

Recién iniciado el complemento los de Madrid dieron el segundo golpe de la noche. Al 49´ y en un saque de banda en contra, Atlético aplicó la presión alta y Koke filtró para que Griezmann con un toque sutil a la pelota ante la salida de Mandanda concretara el 0-2 en la pizarra.

Cuatro minutos más tarde Diego Godín remató de cabeza en un tiro de esquina a primer poste y el esférico pasó rosando la horquilla francesa.

En la recta final del partido el Marsella quemó sus naves en busca del descuento que le diera vida y que cerca estuvo de conseguir con un cabezazo de Kostas Mitroglu que pegó en el poste derecho de Oblak dramáticamente.

Al 83´Jordan Amavi impactó fuera del área con potencia y sin dar rebote el golero esloveno se quedó con el balón.

Sobre la hora Diego Costa recibió por izquierda, pasó para Koke y este a su vez habilitó a Gabi para que con un tiro raso cruzado le pusiera número a la casa con el 0-3.

La cereza en el pastel llegó con el ingreso al campo de Fernando Torres en lugar de Griezzman, para que el “Niño” jugará unos minutos en lo que podría ser su último partido en competición UEFA con el Atlético de Madrid y con quien consiguió apenas su primer título.

De esta forma el Atlético de Madrid se proclamó campeón de la UEFA Europa League por tercera vez en su historia tras las coronas conseguidas en 2010 y 2012.