TORONTO, Canadá- Al igual que en la final de Liga MX ante Tigres hace un año, el tándem compuesto por Rodolfo Pizarro y Alan Pulido fue la clave para que Chivas pegara primero en la final de ida de la CONCACAF Liga de Campeones, luego de imponerse a domicilio este martes 17 de abril por marcador de 1-2 ante Toronto F.C.

Cortesía Instagram: Chivas

El choque en el gélido BMO Field no pudo comenzar de mejor forma para los tapatíos, que apenas al 1´ ya se habían ido al frente en el marcador.

Tras un desborde de Isaac Brizuela por derecha, el “conejito” mandó el centro raso, Jesús Godínez dejó pasar la pelota y Rodolfo Pizarro conectó de parte interna a segundo poste para el 0-1 del Rebaño.

Poco a poco Toronto fue reponiéndose del golpe recibido y al 18´ Marco Delgado ingresó por derecha al área y mandó el pase para que Jonathan Osorio cerrara la pinza y concretara el 1-1.

Seis minutos más tarde Carlos Salcido conectó de cabeza en un tiro de esquina y la pelota fue sin problemas a las manos de Alex Bono.

Los “Reds” se hicieron con la pelota y en el resto del primer lapso generaron las mejores opciones de gol. Al 30´ Sebastián Giovinco cobró de tiro libre para que Jiménez enviara al tiro de esquina.

Antes del descanso Jozy Altidore combinó con Giovinco, el italiano le regresó la de gajos de taquito y el corpulento ariete estadunidense impactó de zurda para que Jiménez tapara milagrosamente lo que era el 2-1 de los locales.

Para el complemento Guadalajara adelantó líneas para frenar el asedio rival del primer tiempo. Al 53´ Orbelín Pineda recibió fuera del área y sacó el derechazo cruzado que Bono logró atajar a la esquina.

Toronto siguió encomendándose al talento de Giovinco para irse arriba en la pizarra. El ex Juventus lo intentó de nueva cuenta en tiro libre y Jiménez con algunas complicaciones consiguió blocar la bola.

A 20 del final el éxtasis en la banca rojiblanca estalló con el 1-2 de Alan Pulido, que con un sensacional tiro-centro por izquierda, techó a Bono para que el esférico se colara por el ángulo canadiense.

En los estribos del cotejo los de casa intentaron al menos llevarse el empate enviando constantemente centros por las bardas buscando a Altidore, los cuales fueron correctamente despejados por Salcido, Oswaldo Alanís y compañía.

En tiempo agregado Ángel Zaldívar estuvo cerca de incrementar la ventaja de Chivas con un disparo de derecha fuera del área que pasó rosando el travesaño de Bono.

Con este valioso resultado, Guadalajara tiene la mesa servida para proclamarse campeón de CONCACAF el próximo miércoles 25 de abril en el Estadio Akron. Deberá ganar, empatar o incluso puede caer 1-0 e igualmente ser vencedor. Toronto tendrá que ganar 2-1 (para ir a penales) o por dos goles de diferencia para alzar la copa en Zapopan.