CIUDAD DE MÉXICO- Luego de la cancelación de su segunda pelea ante Gennady Golovkin, que derivó en una suspensión de seis meses fuera de los cuadriláteros, el boxeador mexicano Saúl Álvarez limpió su nombre al arrojar negativo por clembuterol en una prueba folicular antidopaje.

Foto: Twitter

La Comisión Atlética de Nevada le ordenó al “Canelo” realizar dicha prueba para confirmar que su positivo por esta sustancia se debió exclusivamente al consumo de carne contaminada.

El pasado 20 de abril, la Comisión Atlética recibió los resultados del examen realizado al cabello del pugilista azteca, mismos que fueron enviados al Laboratorio de Pruebas e Investigación de Medicina Deportivo con sede en Salt Lake City y que está acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA).

Dicho laboratorio confirmó la buena nueva para Álvarez al revelar que no fue detectado clembuterol en su cabello.

Estas pruebas detectan rastros de alguna sustancia prohibida con mayor plazo de tiempo previo al examen, a diferencia de un test de orina que solo lo hace con un máximo de dos semanas atrás.

De esta forma Saúl Álvarez recuperó cierta credibilidad en su carrera y sus posibilidades de finalmente enfrentar a Golovkin en septiembre próximo parecen acrecentarse conforme pasan los días.

El próximo cinco de mayo en Carson, California, Gennady Golovkin enfrentará al armenio-americano Vanes Martirosyan, pugilista que tiene dos años alejado de los cuadriláteros.