SAN PETERSBURGO, Rusia- Con gol solitario de Samuel Umtiti, la selección de Francia derrotó este martes 10 de julio 1-0 a Bélgica en las semifinales de Rusia 2018, para clasificarse por tercera vez en su historia a la gran final de la Copa del Mundo de la FIFA.

Foto: Twitter

El partidazo en San Petersburgo tuvo en el belga Eden Hazard al creador de la primera jugada de peligro.

Al 15´ el jugador del Chelsea recibió un fantástico pase de Kevin De Bruyne y disparó cruzado por un lado del poste izquierdo de los galos.

Tres minutos después Blaise Matuidi se encontró con un rebote fuera del área y sacó el zurdazo que en dos tiempos atenazó el golero Thibaut Courtois.

Al 22´ Toby Alderweireld remató de zurda y contra su arco en tiro de esquina para que Hugo Lloris se estirara cuan largo es para evitar el 0-1 de los Diablos Rojos.

Antes del descanso Francia se sacudió el dominio belga y tuvo sus chances de romper el cero. Al 34´ Olivier Giroud recibió en el área y un tanto incómodo el delantero alcanzó a contactar por un lado de la cabaña rival.

Al 39´ Kylian Mbappé filtró con mucha clase en el área para que Benjamin Pavard impactara de primera y con el pie derecho Courtois tapara milagrosamente el 1-0.

Para la segunda parte Francia, al igual que ante Uruguay, aprovechó su juego aéreo para abrir el marcador. Al 51´ Samuel Umtiti cabeceó a primer poste para mover las piolas y concretar el 1-0 de Les Bleus.

Cerca de la hora de juego Mbappé deslumbró con un taconazo en el área para que Giroud disparara y la defensa in extremis apagara el fuego despejando la pelota.

Poco a poco Bélgica fue levantándose del golpe recibido y al 65´ dejó ir el empate con un cabezazo de Maroune Fellaini que pasó cerca de la base del poste izquierdo de Lloris.

Los dirigidos por Didier Deschamps se dedicaron a administrar la renta y a en un contragolpe liquidar el partido. Al 67´ estuvieron cerca de conseguirlo con una corrida de Mbappé, recentro de Antoine Griezmann y remate de Giroud a la tribuna.

A 10 del final Axel Witsel sacó un trallazo lleno de veneno al que Lloris le metió los guantes para impedir el 1-1.

Sobre la hora De Bruyne mandó el centro tendido, Umtiti fildeó mal y Lukaku no pudo llegar a la cita para conectar el esférico.

Al 95´ Corentin Tolisso estuvo a nada del 2-0 con un tiro cruzado por abajo atajado con maestría por Courtois.

No hubo tiempo para más y de esta forma Francia se clasificó por tercera vez en su historia a la final de la Copa del Mundo (campeón en 1998 y subcampeón en 2006).

El próximo domingo 15 de julio en Moscú, enfrentará al ganador de la semifinal entre Croacia e Inglaterra para definir al nuevo campeón del mundo.