CIUDAD DE MÉXICO- Luego de que sus Cavaliers de Cleveland fueran barridos 4-0 en las Finales de la NBA 2018 ante Golden State, parece inminente la salida de LeBron James de Quicken Loans Arena de cara a la próxima temporada.

Foto: Twitter

“El Rey” tiene hasta el próximo 29 de junio para definir su futuro en la NBA. Ese día es la fecha límite que tiene para terminar el contrato que lo vincula con Cleveland y poder colocarse en el mercado como agente libre.

Ofrecimientos por parte de diferentes equipos no le faltarán a James. Lo que también es cierto es que para pelear por más títulos deberá permanecer en la Conferencia del Este ante el dominio hegemónico de los Warriors en los últimos cuatro años.

La opción más factible en el Este podrían ser los 76ers de Filadelfia. Equipo con solvencia financiera y mucho talento en su plantilla.  Con Ben Simmons y Joel Embiid, James podría encajar a las mil maravillas en el Wells Fargo Center.

Otra posibilidad en el Este sería volver al Heat de Miami, equipo donde consiguió sus primeros dos anillos como campeón y que cuenta con la presencia de Dwyane Wade, amigo entrañable de LeBron.

Del lado del Oeste se ha hablado en la prensa especializada de dos opciones ubicadas en Texas: Houston o San Antonio. Los Rockets cuentan entre sus filas con uno de los mejores amigos de James: Chris Paul.

Para ir a los Spurs, el entrenador Gregg Popovich sería la clave ya que LeBron en reiteradas ocasiones ha expresado su admiración hacia el veterano estratega.

Finalmente, a lo largo de la postemporada se rumoró sobre la chance de que “El Rey” arribe a Los Ángeles para jugar con los Lakers. James podría ser el eslabón faltante al proyecto angelino encabezado por Kyle Kuzma, Lonzo Ball y Julius Randle.

Ya sea que permanezca en el Este, incluso siguiendo en Cleveland, o se vaya al Oeste, lo cierto es que el destino de LeBron James, referente total de la liga, marcará la pauta para una temporada 2018-2019 de la NBA, que desde ya luce sumamente atractiva pese al “aburrido” reinado de Golden State.