Yuzuru Hanyu, de Japón, ganó por segundos Juegos Olímpicos de Invierno la medalla de oro en el patinaje de figura varonil.
La “llavia de ositos Winnie the Pooh” fue el marco del histórico triunfo del patinador japonés Yuzuru Hanyu (Foto Twitter).

PYEONGCHANG – El japonés Yuzuru Hanyu se convirtió en el primer patinador de figura desde 1952 que defendió su título de campeón olímpico con su victoria en Pyeongchang 2018.

La victoria del competidor nipón le hizo ganar, además, la medalla de oro número 1,000 en la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno desde Chamonix 1924 a Pyeongchang 2018.

Hanyu, de 23 años de edad, ganó la competencia con un total acumulado en sus rutinas de 317.85 puntos, con 10.95 puntos de ventaja sobre su compatriota Shoma Uno, mientras que el español Javier Fernández no se quedó atrás al escribir historia con su medalla de bronce.

Yuzuru Hanyu, de Japón, ganó por segundos Juegos Olímpicos de Invierno la medalla de oro en el patinaje de figura varonil.
Yuzuro Hanyu refrendó su medalla de oro de Sochi 2014 en Pyeongchang 2018 para meterse a los libros de récords (Foto Twitter).

De esta manera, por primera vez Japón hace el  1-2 en patinaje artístico olímpico y Fernández dio a España su primera presea olímpica en este deporte en la historia.

Hanyu tomó ventaja de cuatro puntos en el último día de su prueba y la incrementó con una brillante rutina libre que le valió una calificación de 206.17 puntos.

El estadounidense Dick Button había sido el último en lograr títulos consecutivos del patinaje de figura varonil en la justa invernal en Saint Moritz 1948 y Oslo 1952.

Hanyu, ganador del metal dorado en Sochi 2014 lo que lo convirtió en un superestrella en el país del sol naciente, se recuperó de una ausencia obligada de las competencias durante tres meses debido a una lesión, vio como el público en Corea del Sur se le entregó y festejó su actuación lanzando una verdadera lluvia de muñecos de tela con la figura del oso Winnie the Pooh.