CIUDAD DE MÉXICO- Luego de darse a conocer que México compartirá el Grupo F de la Copa del Mundo de Rusia 2018 junto con Alemania, Suecia y Corea del Sur, toca sacar el baúl de los recuerdos para analizar los antecedentes entre mexicanos y teutones en partidos oficiales.

Consulta aquí también:

Resto de grupos en Rusia 2018

Grupo de México en Rusia 2018

 

Para nadie es sorpresa que el historial entre ambas selecciones sea dominado por los germanos. El primer choque, se dio en el Mundial de Argentina 1978, donde México tuvo una desastrosa actuación perdiendo por goleada 6-0 ante Die Mannschaft.

Cortesía Twitter: @DFB_Team_ES

Ocho años después, en el Mundial de México 1986, tras irse a jugar increíblemente a Monterrey en lugar de permanecer en el Estadio Azteca, el Tricolor cayó en 4tos de final dramáticamente 4-1 en tanda de penales, luego de empatar 0-0 en los 90 minutos reglamentarios.

En Francia 1998, el destino cruzó de nueva cuenta a estos dos países en la instancia de 8vos de final. Los aztecas se adelantaron con gol de Luis Hernández, en el segundo tiempo todo se derrumbó con las anotaciones de Jurgen Klinsmann y Oliver Bierhoff para el 2-1 final en Montepellier.

La revancha para México llegó en 2011 a nivel juvenil, cuando en el Mundial Sub-17 de la FIFA celebrado en territorio mexicano, el equipo de Raúl Gutiérrez derrotó en la semifinal celebrada en Torreón 3-2 a Alemania con ese agónico e histórico gol de tijera de Julio Gómez.

También a nivel mayor, ambos representativos se han enfrentado en el marco de la Copa Confederaciones. En la edición del 2005 celebrada en territorio germano, disputaron el duelo por el 3er lugar, que terminaron quedándose los locales tras imponerse 4-3 en tiempos extras.

Cortesía Twitter: @DFB_Team_ES

Finalmente, el pasado verano en Rusia, Alemania venció clara y contundentemente 4-1 a México en las semifinales de la Confederaciones.

A nivel mayor, ¿será la sexta vez la buena para cortar de taja la mala racha ante los alemanes? Complicado más no imposible, a 198 días de que ruede el balón, los actuales campeones del mundo parten como claros favoritos para imponerse a los verdes y, sobretodo, llegar a la gran final en Moscú el 15 de julio.

México deberá mejorar mucho si quiere borrar la pobre imagen de este año en la Copa Confederaciones ante el equipo de Joachim Low, de lo contrario, la paternidad germana continuará siendo un tema pendiente para los nuestros.