box boxeo peso completo tyson fury depresión adicción alcohol cocaína
Tyson Fury se consagró campeón mundial de peso completo al vencer a Wladimir Klitschko en noviembre de 2015.

Tyson Fury, campeón mundial de peso completo, confesó que sufre depresión y que ha caído en una dependencia del alcohol y la cocaína.

Fury, quien conquistó el título mundial indiscutido de la máxima categoría en noviembre de 2015 tras vencer al ucraniano Wladimir Klitschko, concedió una entrevista a la Revista Rollin Stone en la que hizo una dramática declaración: “Soy maníaco depresivo. Sólo espero que alguien me mate antes que yo me mate”.

Debido a sus problemas personales, el británico de 28 años de edad, no recibió el visto bueno de los médicos y tuvo que posponer la revancha pactada contra Klitschko para septiembre pasado. Aunque era dueño de los cinturones de la AMB, de la OMB y de la FIB, éste último le fue despojado por el organismo debido a que se negó a realizar la defensa obligatoria contra el máximo clasificado de la Federación.

Fury reconoció que abandonó su concentración en Holanda desde mayo pasado y que, desde entonces, ha tenido una incontrolable conducto autodestructiva. “He estado bebiendo toda la semana”, señaló. “He utilizado drogas, cocaína, muchas, muchas veces en los seis últimos meses”.

Ante su inactividad, su licencia como púgil profesional le podría ser revocada por la junta de boxeo británica, lo cual podría definirse en una semana.