Tony Romo, quarterback de los Dallas Cowboys, 15 noviembre 2016
Tony Romo durante la conferencia de prensa que ofreció en Frisco, Texas (Foto cortesía @dallascowboys).

FRISCO – Tony Romo, quarterback de los Vaqueros de Dallas, reconoció que el novato Dak Prescott se ganó merecidamente la titularidad y que él está dispuesto a apoyarlo como suplente.

Este martes 15 de noviembre, Romo, de 36 años de edad, se dirigió a los medios de comunicación por primera vez desde que sufrió una lesión en la columna vertebral  durante la pretemporada, misma que le impidió volver a los emparrillados, lo que permitió a Prescott mostrar sus habilidades para quedarse con el puesto y conducir al conjunto de la estrella solitaria a tener la mejor marca de la NFL con 8-1 y a ganar 8 partidos consecutivos por primera vez desde 1977.

Romo convocó a una conferencia de prensa para leer una declaración e indicó que no respondería preguntas de los reporteros presentes.

“Él se ha ganado el derecho de ser nuestro quarterback”, dijo Romo con respecto al pasador de 23 años de edad. “Pese a lo difícil que es para mí decirlo, él se ganó ese derecho. Ha guiado a nuestro equipo a un récord de 8-1 y eso es algo difícil de hacer”.

Se espera que Romo, quien asumió la titularidad en la temporada 2006 como suplente del lesionado Drew Bledsoe, sea el suplente para el partido del próximo domingo 20 de noviembre, cuando los Cowboys reciban a los Cuervos de Baltimore (5-4). Será la primera ocasión en que sea activado desde el juego del Día de Acción de Gracias de 2015 y también será la primera ocasión en que, como activo, no sea el titular de Dallas.

“Si ustedes creen por un segundo que yo no quiero estar ahí, entonces probablemente nunca sintieron el éxtasis puro de competir y ganar”, afirmó Romo. “Eso no me ha abandonado. De hecho, quizás ahora me quema más que nunca antes”.

Romo, líder pasador de todos los tiempos para los Vaqueros superando por mucho los números de los quarterbacks ganadores de los 5 Super Bowls de la franquicia Roger Stauback y Troy Aikman, firmó el primer contrato en la historia del equipo de la estrella solitaria de 100 millones de dólares en 2013 y, por razones de tope salarial, podría ser liberado para la próxima temporada.

“Todos sabemos que algo mágico está sucediendo a nuestro equipo”, reconoció Romo. “No voy a permitir que esta situación afecte negativamente a Dak o a este equipo al convertirme en una distracción constante. Creo que Dak sabe que lo apoyo. Y creo que sé que él me apoya a mí”.

“Lesionarte cuando sientes que tienes al mejor equipo con el que has contado nunca antes fue un momento que me partió el alma”, dijo Romo. “Casi te sientes como un extraño. Los entrenadores son comprensivos, pero tienen que seguir haciendo su trabajo. Y tú no estás ahí. Es un panorama oscuro, probablemente el más oscuro de todos”.

“Las temporadas están transcurriendo”, agregó en un discurso que tuvo muchas pausas. “Los partidos son cada vez más valiosos. Las oportunidades de tener éxito se desvanecen. Tu potencia sucesor ha llegado, haberse lesionado dos años seguidos y ahora estar a la mitad de la década de los 30 años de edad, la prensa rumora, todo mundo tiene dudas,  y te has pasado tu carrera trabajando para estar aquí”.