El ex número 1 del mundo tuvo que abandonar el Dubai Desert Classic por problemas en la espalda después de que haber jugado la primera ronda donde terminó con un +5.

Tiger ha sufrido con las lesiones en los últimos años, de hecho, llevaba 14 meses sin ver actividad por esta circunstancia hasta que regresó a jugar en el Hero World Challenge en diciembre.

A pesar de recibir tratamiento, el que llegó a ser el deportista mejor pagado tuvo que abandonar la competencia. Se espera que las molestias no duren demasiado y que pueda jugar en la próxima competición que es en California.