La ausencia de Lionel Messi, la crisis que vive el fútbol de Argentina a nivel directivos, con una corrupción que es un lastre en todas las canchas futboleras tiene en estos momentos, y cuando la eliminatoria mundialista en Sudamérica ha llegado a la mita de su calendario de juegos, al seleccionado celeste, en el quinto puesto de la clasificación, lo que le llevaría a conseguir el boleto para el Mundial de Rusia 2018, en un encuentro de realificacion ante un rival de Oceanía.

Focos rojos en el fútbol argentino están prendidos desde que exploto la bomba, con directivos de la AFA, acusados de corrupción en una redada emprendida por el FBI en meses pasados.

Cloaca de directivos corruptos que llevo al considerado el mejor jugador del mundo, Lionel Messi a presentar su renuncia al equipo celeste, aunque corrigiendo semanas después su decisión.

Focos rojos encendidos, cuando en la primera jornada de la actual eliminatoria, perdieron en casa ante su similar de Ecuador. Y ahora la tensión crece cuando apenas este martes, volvieron a morder el polvo al tropezar, nuevamente en casa, por 1-0 recibiendo a Paraguay, con la ausencia del astro Messi, ausente por una lesión.

Estrellas hay muchas en el equipo que dirige Edgardo Bauza: Mascherano, “kun” Aguero, Gonzalo Higuain y Angel Di Maria.

Pero el alma de Argentina, se llama Lionel Messi, que es una estrella que brilla por su ausencia. La albiceleste, no camina, suma dos derrotas en la eliminatoria con apenas 16 puntos después de diez partidos, lejos de Brasil que es líder con 21 y de Uruguay que es segundo con un punto menos.

Argentina vuelve a la actividad el 11 de noviembre, se espera a Messi de regreso, pues un fracaso mas obligaría a pensar que los ganadores de una Copa del Mundo, podrían ser ausentes de Rusia 2018.