Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol
Decio de María y los chicos de Doña FMF le exiguen a Osorio cuatro puntos (Foto cortesía esto.com.mx.)

 

Hay un chiste muy malo que dice: Si quieres comunicarse telefónicamente con el TRI a la ciudad de Columbus, en Ohio, hay que marcar: 0-2, 0-2, 0-2, 0-2.

Ese ha sido el marcador con que el seleccionado de las Barras y las Estrellas le ha impuesto a México, en otros tantos enfrentamientos, todos en partidos eliminatorios para el respectivo Mundial.

El primer 0-2 cuando se buscaba el boleto para Japón-Corea en 2001; el segundo con vistas al Mundial de Alemania 2006, el tercero para ir a Sudáfrica 2010 y el cuarto hace tres años, en pos del pase a Brasil 2014.

Y lo mencionamos porque el primero de los partidos de este hexagonal que inicia este viernes 11 de noviembre, será precisamente contra el equipo de las Barras y las Estrellas en el estadio Columbus Crew.

Decio De María y sus “muchachos” de la Federación Mexicana de Futbol,  ya tienen la sentencia para la permanencia del técnico colombiano Juan Carlos Osorio al frente del seleccionado nacional : O suma cuatro puntos en sus primeros encuentros o se va.

Este viernes en Estados Unidos y el martes en Panamá, los dos primeros compromisos del conjunto azteca.

El reto y a la vez ultimátum para Juan Carlos Osorio es sumar cuatro puntos, en sus dos primeros encuentros eliminatorios dentro del Hexagonal final para el pase a la Copa del Mundo, Rusia 2018.

Si Osorio no logra cuatro puntos, sería el “Cenas y te vas”. Necesita pues, un triunfo y un empate.

México llegó a ser considerado como “El Gigante de la CONCACAF”, pero estos tiempos ya pasaron, hace varios años.

Ya no es aquel equipo mexicano que cuando enfrentaba a los conjuntos nacionales de la llamada zona de CONCACACF (La zona más débil de las que conforman la FIFA); las goleadas eran cosa de todos los días.

Lo recordamos como cuando se enfrentó a Estados Unidos en uno de los partidos clasificatorios para el ya lejano mundial de Suecia 1958, donde los aztecas vencieron a los norteamericanos por 7-2 en Long Beach. Se ganó y se ganaba caminando.

Si el ultimátum como tal es cierto, el colombiano Osorio tendrá muchos problemas, y la renuncia o bien el despido se daría al terminar el segundo de los encuentros que será visitando a Panamá, el martes 15 de este mismo mes.

Porque en estos dos visitas, ante Estados Unidos y Panamá, hay que sumar CUANDO MENOS, cuatro puntos.

Y por que lo decimos, pues simple y sencillamente porque México ha perdido sus últimos CUATRO partidos contra Estados Unidos, en la ciudad de Columbus, Ohio, mismo lugar donde jugarán este viernes 11 de noviembre.

Y los cuatro por el mismo marcador: 2-0 y todos en partidos eliminatorios para los Mundiales correspondientes: Para el Mundial Japón-Corea en 28 de febrero de 2001; el 3 de septiembre de 2005 con vistas al mundial de Alemania; el 11 de febrero de 2009, para el mundial de Sudáfrica y el último, el 10 de septiembre de 2013, para el más reciente mundial en Brasil 2014.

Y dicen las malas lenguas que a las afueras del estadio Columbus Crew, están listos para colocar la quinta placa conmemorativa de los triunfos de su equipo con el mexicano.

El seleccionado mexicano, no está bien. Algunos dicen que el representativo nacional, no juega a nada.

Sigue manteniéndose el fantasma del 7-0 que nos endilgó Chile en la Copa América Centenario que se jugó en Estados Unidos, apenas el pasado 18 de junio, en lo que ha sido la peor goleada a un equipo mexicano en competencias oficiales.

El camino pues para llegar a Rusia 2018, comienza en esta semana. Para Juan Carlos Osorio, podría ser el principio del fin.

Seis representativos de CONCACAF, en una eliminatoria de todos contra todos, y donde los tres primeros lugares acceden directamente al mundial ruso. Mientras que el cuarto lugar jugará un repechaje ante el representativo de Asia.

Los participantes en este hexagonal, son: Costa Rica, Trinidad y Tobago, Honduras, Panamá, Estados Unidos y desde luego, México.

No clasificarse, sería el más grande fracaso de la última década. Juan Carlos Osorio: si quieres continuar como técnico del equipo México, debes de empezar por ganarle a Estados Unidos.

Falta poco para saberlo.