Ben Roethlisberger, quarterback de los Pittsburgh Steelers, octubre 2016.
El quarterback de los Acereros podría ausentarse más tiempo de lo que él mismo esperaba (Foto NFL.com)

PITTSBURGH – Art Rooney II, presidente y copropietario de los Acereros de Pittsburgh, dijo que la rodilla operada del quarterback Ben Roethlisberger podría requerir de una rehabilitación que tomaría de entre 2 a 6 semanas.

En declaraciones a la cadena NFL Network, Rooney no dejó ver un panorama halagüeño para el equipo negro y oro, luego de que “Big Ben” fuera intervenido quirúrgicamente este lunes 17 de octubre para repararle los meniscos de la rodilla izquierda que se lastimó durante la derrota de la semana 6, el domingo 16, en Miami ante los Delfines.

Por su parte, el quarterback dos veces campeón del Super Bowl espera poder reaparecer luego de la semana 8, que Pittsburgh tiene libre, sin embargo, su jefe no es tan optimista.

“Creo que dos a tres semanas es lo que podríamos considerar el mejor escenario, eso es lo que estamos esperando”, indicó Rooney. “Dos a seis (semanas) es probablemente es el rango más apropiado que podríamos considerar”.

De entrada, Roethlisberger no jugará en la semana 7 contra los Patriotas de Nueva Inglaterra. Tras la semana de descanso, Pittsburgh visita a los Cuervos de Baltimore en la semana 9. Los siguientes rivales son Dallas, Cleveland e Indianapolis, a los cuales el pasador no podría enfrentar en el peor de los escenarios. La ofensiva de los Steelers quedará a cargo del sustituto Landry Jones.