El mexicano Roberto Osuna se convirtió en el más joven lanzador en la historia de las Grandes Ligas en llegar a 100 salvamentos.
Imagen cortesía @LMPbeisbol.

BALTIMORE – Aunque Aarón Sánchez lanzó una joya de pitcheo, los reflectores y la gloria fueron  para el mexicano Roberto Osuna, quien preservó la victoria de los Azulejos de Toronto por 2-1 sobre los Orioles de Baltimore para convertirse en el lanzador más joven en la historia de las Grandes Ligas en llegar a 100 salvamentos.

El lanzador sinaloense, cuyo debut en las Mayores fue el 8 de abril de 2015, llegó al centenar de rescates en el inicio de su cuarta temporada en las Mayores y estableció el récord de conseguirlo a los 23 años y 62 días de edad, superando la marca que el venezolano Francisco Rodríguez, en 2006, cuando jugaba con los Serafines de Los Angeles a los 24 años y 246 días.

Osuna consiguió su quinto salvamento en 2018 y su trabajo acumulado en la joven temporada es de 6 entradas y 1 tercio, en las que sólo ha recibido 2 hits, sin carrera en contra ni base por bolas otorgadas y 3 ponches.

En su carrera en la gran carpa, “Chufito” Osuna llegó a los 100 rescates con 20 en su temporada de novato (2015), 36 en 2016, 39 en 2017 y los 5 que llevas en 2018. Acumula 212 partidos, en los que se le han presentado 119 oportunidades de salvamento, con marca 8 ganados y 13 perdidos, con 39 bases por bolas y 243 ponches con un promedio de efectividad de 2.78.

El mexicano Roberto Osuna se convirtió en el más joven lanzador en la historia de las Grandes Ligas en llegar a 100 salvamentos.
Cien felicitaciones se ha llevado Roberto “Chufito” Osuna por preservar victorias para los Azulejos de 2015 a la fecha (Foto Twitter).

El balance de Osuna incluye 51 salvamentos como local y 49 como visitante. El equipo contra el que más salvamentos ha conseguido son los Yankees de Nueva York con 16, fue su quinto salvamento en Candem Yards y Russell Martin, le cachó su juego 144, lo máximo por cualquier receptor en su carrera.

Brilló Aarón Sánchez

El californiano Aaron Sánchez vio cortado su juego sin hit en el octavo inning y estuvo cerca del segundo juego sin imparable en la historia de los Azulejos, repartió cuatro boletos y propinó un pelotazo. Un potente roletazo de Tim Beckham pasó entre las piernas del antesalista Josh Donaldson, en el comienzo de la octava entrada, para un sencillo.

Tras el doblete de Beckham, el venezolano Anthony Santander conectó un sencillo al prado derecho, y el novato Chance Sisco siguió con un doble remolcador que puso el 1-1 en la pizarra.

En la novena, Curtis Granderson quebró el empate por medio de un jonrón.

La victoria acabó siendo para Sánchez (1-1), gracias a que Granderson encontró una recta de Darren O’Day (0-1) y envió la pelota por encima de la pizarra del jardín derecho. Fue el primer bambinazo de Granderson desde que firmó como agente libre en el receso previo a esta temporada.