Los Indios de Cleveland perdieron 4-3 ante los Reales de Kansas City y dejaron su racha de victorias en 22.
Fue correspondido el reconocimiento entre afición y equipo, una vez que terminó la gran racha de 22 juegos ganados consecutivos de los Indios de Cleveland (Foto @Indians),

CLEVELAND – Pocas veces el equipo que pierde un partido de beisbol se lleva una ovación como la que los aficionados del Progressive Field brindaron a los Indios de Cleveland una vez que fueron derrotados 4-3 por los Reales de Kansas City, lo que dejó en 22 triunfos consecutivos la segunda racha victoriosa más larga en la historia del beisbol de las Grandes Ligas.

Los Indios ya pueden concentrarse en asegurar el título de su división y ponerse a punto para los playoffs.

Su histórica racha de victorias ahora es eso: historia.

Los Indios de Cleveland perdieron 4-3 ante los Reales de Kansas City y dejaron su racha de victorias en 22.
El Progressive Field ya estaba listo para que la racha de la “tribu” se extendiera a 23 triunfos, pero, pese a la derrota, se vivió una verdadera fiesta del beisbol (Foto @Indians).

La marcha de Cleveland, récord de todos los tiempos en la Liga Americana, fue frenada este viernes 15 de septiembre en la noche ante los Reales, el primer equipo en domar a los campeones vigentes del joven circuito desde el 23 de agosto.

Jason Vargas (16-10) lanzó hasta el sexto y Brandon Moss pegó un jonrón ante Trevor Bauer (16-9) y los Reales acabaron la racha más larga del béisbol de Grandes Ligas en 101 años.

Los Indios fijaron una nueva marca en la liga y quedaron a cuatro igualar el récord de las Mayores, establecido por los Gigantes de Nueva York en 1916.

Luego de una mágica victoria para dejar tendido al rival en extra innings el jueves 14, los Indios no pudieron urdir otra reacción de último aliento y perdieron por primera vez en más de tres semanas.

Los Indios de Cleveland perdieron 4-3 ante los Reales de Kansas City y dejaron su racha de victorias en 22.
La entrega y el agradecimiento del público de Cleveland fue incondicional tras una hazaña que, muy probablemente no se repetirá en esta vida (Foto @Indians).

Cuando Francisco Lindor se ponchó con un corredor en primera para el último out, el público que llenó el estadio le dio una prolongada ovación de pie a la Tribu. El manager Terry Francona y los jugadores de Cleveland salieron de la cueva para saludar a sus fanáticos.

Fueron testigos de algo que probablemente nunca se repetirá en sus vidas, así que tanto los Indios como sus seguidores quisieron disfrutar de cada segundo del logro al tiempo de poner la vista en octubre, cuando los juegos serán más importantes.

Los Indios no solo rompieron el previo de los Atléticos de Oakland en 2002, sino que también dejaron en claro que son el equipo a vencer en la postemporada, en busca de repetir en la Serie Mundial y poner fin a una sequía de 68 sin proclamarse campeones, luego que los Cachorros de Chicago acabaron su propia sequía de 108 años a expensas de Cleveland en 2016.

(Con información de MLB.com).