ZAPOPAN.- Tras una primera mitad sumamente disputada por ambos equipos, Pumas CU se despachó con la cuchara grande en la segunda parte, para derrotar 43-25 a las Águilas Blancas IPN, en el Clásico de la ONEFA 2017.

En acciones del primer cuarto, los del Pedregal contestaron el gol de campo en contra, con una recepción de 35 yardas de Andrés Salgado para poner la pizarra 6-3.

Cortesía Twitter: @OnefaMX

Águilas Blancas respondió para el segundo episodio con un touchdown de Diego Pérez para la ventaja 10-9 sobre los auriazules.

Germán Malanche con una recepción de 44 yardas volvió a poner por delante a Pumas 15-10 con cuatro minutos y 38 segundos en el cronometro.

A falta de 16 segundos para irse al descanso, el mariscal de campo, Diego Pérez, realizó un acarreo en zona roja para adelantar al IPN 16-15, que con la conversión de dos puntos, se transformó en 18-15 al medio tiempo.

Cortesía Twitter: @OnefaMX

Pumas CU salió con el cuchillo entre los dientes para el segundo lapso y rápidamente retomaron la ventaja. El quarterback, Daniel de Juambelz, conectó con Salgado de nueva cuenta para irse arriba 22-18.

Debido a una fuerte tacleada, de Juambelz tuvo que ser reemplazado por Rafael Arenas, que de inmediato demostró personalidad en los controles al encontrar a Humberto Hernández en un pase de 18 yardas para adelantarse 28-18 en el tercer periodo.

La hecatombe de las Águilas Blancas se terminó de gestar, luego de que Arenas conectara con Ricardo Sáenz, en un largo envío de 70 yardas, para poner el marcador 36-18.

Cortesía Twitter: @OnefaMX

Jerónimo Arzate puso el último clavo en el ataúd del IPN, al interceptar a Diego Pérez y, en una cabalgata de 70 yardas, concretar el 43-18 lapidario.

Águilas Blancas hizo un poco más decorosa la pizarra con una anotación de Ricardo Anguis de 35 yardas, para el 43-25 final en Zapopan.

Pumas se colocó como líder en la Conferencia Verde la ONEFA con cinco victorias y solo una derrota. Águilas Blancas tendrá que cerrar perfecto para meterse a la postemporada, al contabilizar de momento tres ganados y tres perdidos.