El pasado fin de semana la Liga Nacional de Hockey de los Estados Unidos y Canadá tuvo un acontecimiento peculiar. Los Backhawks de Chicago fueron a Filadelfia para jugar ante los Voladores, pero antes del encuentro su portero titular, Corey Crawford, tuvo que ser internado por apendicits, por lo que los de Illinois tuvieron que buscar un portero suplente al menos para ese partido. La proximidad del inicio del encuentro y la distancia le hacía imposible a los Blackhawks traer un suplente de Chicago, por lo que recurrieron a preguntar a trabajadores del Wells Fargo Center, casa de los Flyers, si había alguien que se hubiera desempeñado en la posición requerida.

Eric Semborski, quien no jugaba desde diciembre del 2015, fue el elegido para representar a Chicago en ese partido. Semborski fue firmado con un contrato de amateur, se le dio un jersey con su nombre y formó parte de los suplentes que vieron a los Flyes ganarle 3-1 a Chicago. Semborski no recibió ninguna remuneración económica, pero salió contento de haber podido formar parte por unas cuantas horas de un equipo de la liga profesional de Hockey.

Eric Semborski de Chicago
Foto cortesía de NHL.com