BARCELONA- A pesar de tener las opciones más claras a lo largo de los 90 minutos, el Barcelona no supo administrar la ventaja en el segundo tiempo y terminó por empatar 2-2 ante el Celta de Vigo en el Camp Nou.

Apenas al 6´, Leo Messi dejó sembrado a su marcador en campo propio, condujo cerca de 40 metros y, a la hora de rematar al arco, se quedó sin gasolina entregándole el balón sin problemas al portero, Rubén Blanco.

Cortesía Twitter: @LaLiga

Catorce minutos después, los gallegos capitalizaron un contragolpe mortal a cargo de Iago Aspas, que luego de asistir dentro del área a Maxi Gómez, impactó con marco abierto tras la tapada con el pie de Marc Ter Stegen para el 1-0.

De inmediato los Culés respondieron con el tanto de la igualada. Al 22´, Paulinho conectó con Messi, que disparando de zurda entre las piernas de Blanco, puso el 1-1 en la pizarra del Camp Nou.

Al 31´, la “Pulga” se perdió el 2-1 increíblemente. Luego de la tapada de Blanco al tiro de Luis Suárez, el esférico le quedó al rosarino, que de zurda cimbró el poste izquierdo del Celta cuando ya se cantaba el gol en las tribunas.

En la parte complementaria, el guión del juego no se modificó en lo absoluto, un Barcelona con la posesión entera de la pelota, y un Celta de Vigo causando problemas a la contra.

Al 61´, Messi conectó con Jordi Alba por izquierda, el lateral mandó el centro al corazón del área, para que Suárez contactara de derecha para el 2-1 de los catalanes.

Tres minutos más tarde, Messi tuvo el 3-1 de cabeza, pero la milagrosa atajada de Blanco impidió que los de casa le pusieran número a la casa.

Cortesía Twitter: @FCBarcelona_es

A 20 del final, Aspas desbordó por derecha, luego de que Samuel Umtiti se lesionara en la carrera y no pudiera seguir marcándolo, mandó el centro raso y, con un buen remate, Maxi Gómez concretó el 2-2 para sorpresa de todos en Barcelona.

En los minutos restantes, Gerard Piqué y Messi se perdieron el gol del triunfo de forma inverosímil. Primero, el defensa central, tras eludir a Blanco dentro del área, mandó el balón al poste.

Al 85´, luego de un desvío en el impacto de Denis Suárez, Messi con marco abierto, remató de cabeza apenas por un lado de la portería.

Barcelona llegó a 36 puntos y, de momento, le saca cinco de ventaja al Valencia, que es segundo, y 9 al Atlético de Madrid y Real Madrid, que juegan más tarde. Celta de Vigo llegó a 18 puntos, ubicándose de momento también en el octavo escalón.