Este domingo 13 de agosto, el Real Madrid se metió a la cancha del Camp Nou, para derrotar categórica y contundentemente, 3-1 al Barcelona en la ida de la Supercopa de España 2017.

Los goles de la victoria merengue corrieron a cargo de Gerard Piqué (autogol al 49´), Cristiano Ronaldo (al 80´) y Marco Asensio (al 91´). Por los blaugranas, Lionel Messi (al 77´), había emparejado el partido.

En los primeros 45 minutos, ambos equipos exhibieron todavía la falta de ritmo tras una pretemporada larga en las semanas anteriores. El Barcelona tuvo la posesión del balón, pero poca claridad en el último cuarto de terreno de juego.

Cortesía Twitter: @FCBarcelona_es

Tanto blancos como catalanes, se guardaron lo mejor para el segundo tiempo. El Madrid adelantó sus líneas 20 metros y las sensaciones de peligro fueron inmediatas.

Primero, Marcelo desbordó por banda izquierda, mandó un centro al área chica, que Piqué, intentando despejar el balón, lo acabó mandando al fondo de las redes y la visita ya lo ganaba 1-0.

El nuevo estratega culé, Ernesto Valverde, ingresó al campo a Denis Suárez en lugar de Gerard Deulofeu, buscando variantes que lo condujeran al menos al empate.

Cortesía Twitter: @realmadrid

Los últimos 15 minutos, estuvieron plagados de polémica y emociones en ambos arcos. Al 76´, Luis Suárez fue aparentemente derribado dentro del área por el portero costarricense, Keylor Navas, el árbitro, Ricardo de Burgos Bengoetxea, marcó la pena máxima, que Lionel Messi se encargó en ejecutar y anotar el 1-1.

Tan solo cuatro minutos después, Isco Alarcón y Cristiano Ronaldo, se conectaron en un contragolpe letal, el portugués recibió del español en los linderos del área, y con la marca registrada de la casa, sacó un potente disparo de derecha que se clavó en el ángulo izquierdo del guardameta alemán, Marc André Ter Stegen, para el 2-1 del Real Madrid.

Al 82´, Cristiano cayó en el área, por una aparente carga de Samuel Umtiti, que el árbitro juzgó como intento de engaño, mostrándole la segunda tarjeta amarilla y por ende expulsión al astro lusitano, que en el festejo de su gol, ya había sido amonestado por quitarse la camiseta.

A pesar de jugar con 10, el Real Madrid demostró porque es actualmente el mejor equipo del mundo liquidando a su eterno rival con el 3-1 de Marco Asensio, quien con un zapatazo de zurda desde fuera del área, clavó la bocha en el ángulo derecho de Ter Stegen.

Cortesía Twitter: @realmadrid

Con esta contundente victoria, el Real Madrid tiene a tiro de piedra la obtención de la Supercopa de España, que tendrá que terminar por sentenciar, el próximo miércoles en el Santiago Bernabéu en punto de las 16:00 horas (tiempo de la Ciudad de México).