MÁLAGA, España- Sin poder contar con Lionel Messi por el nacimiento de su tercer hijo, el Barcelona no tuvo contratiempo alguno para imponerse como visitante 0-2 al Málaga, en actividad de la jornada 28 de LaLiga.

Cortesía Twitter: @FCBarcelona_es

Ante la baja de último momento del astro argentino, Ernesto Valverde dio entrada al francés Ousmane Dembélé, para jugar en ataque junto con Luis Suárez y Philippe Coutinho.

Al 15´ los Blaugranas abrieron la lata en La Rosaleda con el tanto de Suárez, que luego de un buen centro de Jordi Alba por izquierda, conectó de cabeza a primer poste para el 0-1.

Cerca de la media hora de juego la visita asestó el segundo golpe gracias a la conexión de los fichajes más caros en su historia.

Al 28´, Sergi Roberto respetó la pasada de Dembélé y le filtró la pelota, el francés recortó hacia dentro y mandó el centro raso al área chica para que Philippe Coutinho de taco rematara y concretara el 0-2.

En la reanudación del juego la noche terminó por caerle encima al Málaga con la tarjeta roja de Samuel por una muy dura entrada sobre Jordi Alba en mediocampo.

Pese a jugar con 10, los malagueños estuvieron cerca del descuento antes del descanso con un cabezazo de En-Nesyri que increíblemente se fue por un lado del arco de Marc Ter Stegen.

Para el complemento dio la impresión que los catalanes comenzaron a pensar en el duelo de Champions League ante Chelsea de la próxima semana ya que bajaron considerablemente las revoluciones respecto a los primeros 45 minutos.

Al 53´ Dembélé mandó el centro a la olla justo a la ubicación de Samuel Umtiti, pero el remate del francés fue franco a las manos del portero Roberto.

A 15 del final Maxime Lestienne se quedó cerca del 1-2 pero para su mala fortuna no alcanzó a rematar dentro del área chica.

Con este resultado el Barcelona llegó  a 72 puntos en la cima de la tabla general, Málaga parece condenado al descenso al ser último con 13 unidades.