JACKSONVILLE – Yannick Ngakoue, ala defensivo de los Jaguares de Jacksonville, acusó a Richie Incognito, guardia de los Bills de Buffalo, de insultos raciales durante el partido de la Ronda de Comodines de este domingo 7 de enero.

Yannick Ngahoue, de los Jaguares de Jacksonville, acusa de sufrir racismo.
Ngakoue, vivió su 2° temporada como jugador profesional, tras haber militado en la Universidad de Maryland (Foto Cortesía Twitter).

La referencia a Incognito, conocido en la NFL por diversos episodios de abuso y racismo en su carrera que le llegaron a costar suspensiones, la hizo Ngakoue después de la victoria de los Jaguars por 10-3 para avanzar a la ronda de Playoff Divisional.

El jugador de Jacksonville que porta el jersey número 91 y que está en su segunda temporada en la NFL, hizo referencia a Incognito por su número de jersey.

“Gran triunfo hoy. Y, 64, vas a tener que venir con más fuerza que unos débiles insultos raciales: Estoy orgulloso de mi herencia africana, lo mismo que el otro 70 por ciento de los jugadores afroamericanos de esta liga”, dijo Ngahoue, de 22 años de edad.

Richie Incognito, de los Bills de Buffalo.
Incognito vive su 2° etapa con los Bills. Anteriormente también jugó para los Delfines de Miami y los Carneros de San Luis, en donde debutó como profesional en 2005 (Foto Cortesía Twitter).

Desafortunadamente, este tipo de controversias no es algo nuevo en la carrera del guardia de 34 años porque, cuando jugaba para los Delfines de Miami en 2013 fue suspendido indefinidamente por el equipo tras haber insultado a su compañero de equipo, Jonathan Martin, de ascendencia afroamericana.

Debido al sistemático abuso encabezado por Incognito y reforzado por otros elementos de los Delfines, Martin abandonó la ciudad de Miami para atender los problemas emocionales derivados de ello. La NFL realizó una exhaustiva investigación del caso. Finalmente, Incognito fue despedido y se perdió toda la temporada de 2014 y, para el 2015, fue firmado por Buffalo.

Durante la mencionada investigación, surgieron las versiones de que desde sus días como universitario en Nebraska, Incognito tuvo problemas por ese tipo de comportamiento. Ya como profesional, en 2009, Incognito fue nombrado como el jugador más sucio de la NFL en una encuesta realizada entre jugadores por la revista The Sporting News.