CIUDAD DE MÉXICO- Durante la reunión de dueños de la NFL celebrada este martes 27 de marzo, se dio luz verde para simplificar la regla de recepciones a partir de la temporada 2018.

Foto: Twitter

De manera unánime, los jerarcas de los equipos aprobaron la nueva redacción de dicha regla, que se remite a tres elementos para definir una recepción:

-Tener control del balón.

-Tener los dos pies, o alguna otra parte del cuerpo, dentro del terreno.

-Realizar un movimiento de juego, como dar un tercer paso o extender los brazos con el balón.

El head coach de los Acereros de Pittsburgh y miembro del comité de competencia, Mike Tomlin, comentó lo siguiente sobre esta importante decisión: “Queríamos simplificarla y dejarla en claro. “Era el momento de hacerlo después de quedar enredados con un lenguaje que no esclarecía la situación. La redacción era demasiado confusa”.

El comité puso como ejemplo las recepciones invalidadas a los tight ends Jesse James y Zach Miller la temporada pasada como parte de decenas de jugadas que revisaron “docenas de veces”, según el presidente de los Falcons de Atlanta, Rick McKay, quien encabeza el panel.

La decisión en torno a la jugada de James fue particularmente impactante debido a que los Steelers terminaron perdiendo un juego ante los Patriots en diciembre que determinó la ventaja para jugar en casa el resto de la postemporada. Nueva Inglaterra ganó el juego y ese privilegio y terminó en el Super Bowl. Pittsburgh cayó en su primer juego de playoffs ante Jacksonville.

Las recepciones invalidadas a Dez Bryant de los Cowboys en un juego de playoffs de 2015 en Green Bay, y a Calvin Johnson de los Lions en contra de los Bears en 2010, fueron igualmente decisivas.

Por su parte el entrenador de los Empacadores de Green Bay, Mike McCarthy, se mostró satisfecho con esta simplificación a la regla: “Creo que la recomendación del tercer paso fue excelente. Despeja la duda en la mayoría de las recepciones. La regla anterior era demasiado técnica. Hoy estamos mejor que antes”.

*Información de la agencia AP fue utilizada para la redacción de esta nota periodística.