DENVER.– Los Broncos de Denver están por realizar una operación que tomará por sorpresa a muchos cuando firmen al quarterback Case Keenum y lo hagan oficial este miércoles 14 de marzo, cuando se abra oficialmente el periodo de la agencia libre.

Case Keenum
Será el cuarto equipo para Keenum, tras jugar con los Texanos de Houston, los Carneros (última temporada en San Luis y la primera en Los Ángeles) y recientemente con los Vikingos de Minnesota (Foto Cortesía Twitter).

Cuando parecía que los Broncos irían a la búsqueda de Kirk Cousins, ex pasador de los Pieles Rojas de Washington, John Elway, presidente de la escuadra de Denver, se ha lanzado por el ahora ex mariscal de campo que llevó a los Vikingos de Minnesota a disputar el Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional.

Keenum viene de la mejor temporada de su carrera y en la que hizo historia en Minnesota, luego de que tomó la titularidad por la lesión de rodilla de Sam Bradford en septiembre de 2017. Minnesota terminó dominando la División Norte de la NFC y fue al Playoff Divisional, en el que se escribió una dramática victoria en los últimos segundo ante los Santos de Nueva Orleans, con un pase de touchdown de Keenum para Stefon Diggs, que se convirtió en una increíble jugada de 61 yardas con el que los Vikingos avanzaron al partido por el pase al Super Bowl LII.

Minnesota cayó a la siguiente semana ante Filadelfia en el duelo por la corona de la NFC y no pudo ser el primer equipo en disputar el Super Bowl en su propia casa.

A pesar de esa temporada de ensueño, el entrenador en jefe Mike Zimmer nunca expresó compromiso alguno por mantener a Keenum como su titular del futuro ni durante la temporada ni al terminar la misma para los púrpuras.

Los Broncos están dispuestos a correr el riesgo que implica un quarterback que ya alcanzó los 30 años de edad, pero no han podido regresar a la postemporada desde el retiro de Peyton Manning al final de la campaña 2015 y han tenido decepcionantes actuaciones en las dos más recientes temporadas de Trevor Sieman, Paxton Lynch y Brock Osweiller.