El jalisciense Abner Mares conquistó su cuarta corona mundial la noche de este sábado 10 de diciembre en el USC Galen Center, de Los Ángeles, al imponerse, por la vía de las tarjetas, al noqueador argentino Jesús “Forastero“ Cuéllar en un duelo que resultó sumamente cerrado y muy táctico.

Foto: @PromodelPueblo
Foto: @PromodelPueblo

El mexicano tuvo un primer round brillante, aprovechando el nerviosismo del pampero, apelando a su mejor boxeo y gran movilidad de piernas, pero el campeón del mundo desde su guardia zurda buscó de inmediato imponer condiciones.

La apuesta del bonaerense fue su potencia, sin embargo, la habilidad de Abner dificultó el accionar del Forastero’, quien conectó buenas manos, pero nunca una combinación que pusiera en riesgo la vertical del ex olímpico mexicano.

Mares buscó imponer condiciones con la mano derecha; sin embargo, la potente pegada del monarca lo mantuvo a raya en un duelo en el que la estrategia definió gran parte de una pelea que resultó sumamente pareja.

La batalla transcurrió entre el dominio alterno, pero un cierre explosivo provocó que en una veloz combinación Mares enviara a la lona al pampero en el décimo primero, provocando que el soberano, al saberse en desventaja en los parciales, buscara aniquilar de un solo golpe al azteca, siendo neutralizado por el boxeo en reversa del triple campeón del mundo.

Al final de los 12 episodios, las puntuaciones de los jueces favorecieron a Abner Mares por decisión dividida con totales de 117-110 y 116-11 para el tapatío y 115-112 para el de Buenos Aires. De esta manera, el mexicano cerró sus presentaciones en el 2016, para buscar, el próximo año, escribir con letras oro su nombre en el boxeo.