Durante la cuadragésimo tercera Convención Anual Para Árbitros Profesionales, el árbitro, Luis Enrique Santander, fue premiado como el mejor silbante del recién concluido Clausura 2017 de la Liga MX.

A pesar de su polémico trabajo en la Final de vuelta entre Chivas y Tigres, donde no marcó un claro penal a favor de los “felinos” en los últimos minutos, Santander se erigió como el mejor en su ramo en un semestre turbulento para el arbitraje mexicano en general.

Gignac reclama airadamente a Santander en la final vs Chivas.

En dicha convención, estuvieron presentes 650 árbitros que recibieron charlas de preparación física, nutrición y lecturas sobre modificaciones a las reglas de juego para la temporada 2017-2018.

En el caso del Apertura 2016, Roberto García Orozco fue quien recibió la distinción como “Mejor Árbitro” del futbol mexicano.