Rob Gronkowski, ala cerrada de los New England Patriots
Foto Twitter.

Los Patriotas de Nueva Inglaterra sufrieron un fuerte golpe tras conocerse la noticia de que la lesión en la espalda del estelar ala cerrada Rob Gronkowski es más grave de lo que se diagnosticó en un principio y tendrá que ser operado este viernes 2 de diciembre.

Tras sufrir un fuerte golpe durante el partido de la semana 12 contra los Jets de Nueva York, Gronkowski recibió atención médica, pero comenzó a sentir dolor en la espalda y en la pierna. Finalmente, se ha determinado que sufre de un disco de la columna vertebral herniado y necesita ser operado por lo que está en riesgo de no poder jugar durante el resto de la campaña 2016.

En un comunicado publicado por la organización, los Patriotas confirmaron que “Gronk” será operado: “No esperamos que sea capaz de jugar en el resto de la temporada 2016, pero esperaremos los resultados de la cirugía (del viernes) antes de tomar una determinación final”.

A pesar de que los Patriotas (9-2) están en posición de llegar a la postemporada, éste es un severo golpe a las aspiraciones de Super Bowl si Gronkowski no regresa a tiempo para jugar en los playoffs.

La operación del viernes será la tercera que el jugador de 27 años de edad, después de las realizadas en 2009 y 2013.

El veterano de siete temporadas en la NFL se ha perdido 18 juegos (sin incluir playoffs) en su carrera antes de la lesión en la espalda. En esta misma campaña, en el partido de la semana 10 contra los Halcones Marinos de Seattle, el profundo Earl Thomas le propinó un golpe que le provocó una perforación de pulmón.

Éste es un resumen de las lesiones sufridas por Gronkowski y los juegos que dejó de disputar el blanco favorito del quarterback Tom Brady:

2016: Tendón de la corva, pulmón (3 juegos).

2015: Rodilla (1 juego).

2013: Espalda, antebrazo, ligamento anterior y ligamento medio dela rodilla, conmoción cerebral (9 juegos).

2012: Cadera, antebrazo (5 juegos).