Los Jefes de Kansas City se mantuvieron invictos al derrotar 42-34 a los Texanos de Houston en la semana 5
Alex Smith tuvo una de esas noches especiales y ayudó a los Jefes continuar sin conocer la derrota en 2017 (Foto cortesía @Chiefs).

HOUSTON – Los Jefes de Kansas City derrotaron 42-34 a los Texanos de Houston para mantenerse como los únicos invictos en la NFL tras las primeras cinco semanas de la temporada 2017.

De visita en el NRG Stadium en el partido nocturno de este domingo 8 de octubre, los Chiefs (5-0) anotaron en ocho de sus 10 series ofensivas, superaron las 450 yardas de ofensiva total, con su quarterback Alex Smith completando 29 de 37 pases para 324 yardas y tres touchdowns.

Por su parte, el novato sensación de los Texans (2-3), Deshaun Watson, hizo más decoroso el marcador final al lanzar para 261 yardas y 5 pases touchdown. La pésima noticia que se sumó a esta derrota en casa para Houston fue la fractura de tibia que sufrió el estelar ala defensivo J.J. Watson, quien por una lesión en la espalda se perdió 13 partidos de la temporada 2016.

Smith tuvo su segundo partido del año superando las 300 yardas de ofensiva aérea y conectó dos veces hasta las diagonales con el corredor Charcandrick West en la primera mitad y una más para

De’Anthony Thomas en el cuarto periodo.

El pateador novato Harrison Butker, quien jugó su segundo partido en la NFL, hizo buenos los cinco goles de campo que intentó y el corredor, también novato, Kareem Hunt continuó su espectacular arranque de carrera en la liga con 107 yardas en 29 acarreos y es apenas el segundo jugador en la historia de la NFL en superar las 100 yardas de ofensiva total en casa uno de los cinco primeros partidos de su carrera, empatando la marca de Adrian Peterson.

El triunfo significó la novena victoria consecutiva de visitante para los Jefes, lo que empató el récord de la franquicia establecido en 1966-67.